Alemania incluirá las liposucciones en la seguridad social

El ministro de Sanidad asegura que la obesidad "es un gran problema para el sistema sanitario alemán"

Imagen de recurso

 

Corresponsal de COPE en Berlín

Berlín

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 13:43

“Estadísticamente, la obesidad es un gran problema para el sistema sanitario alemán y creo que lo que debemos hacer es ayudar a las personas que la sufren de la manera más rápida y con la menor burocracia posible”, ha dicho el ministro de Sanidad alemán, el socialcristiano (CSU) Jens Spahn, anunciando que desea que las liposucciones pasen a ser pagadas por la Seguridad Social. “Hasta tres millones de mujeres con trastornos en la distribución de la grasa mórbida sufren diariamente porque las cajas del seguro público se niegan a pagar esa terapia alegando que los beneficios no están lo suficientemente documentados”, ha contabilizado, dentro de un sistema en el que el autogobierno d de los médicos y la dirección de los hospitales deciden en cada caso si ha de realizarse o no la liposucción.

Lo que Spahn ha decidido es introducir una reforma que autorice automáticamente las liposucciones a cargo del sistema sanitario. Esta autorización iría acompañada de un seguro de reembolso para que, en los casos en los que el beneficio terapéutico de la operación no se produzca de acuerdo a ciertos estándares, el paciente se vea obligado a devolver al Estado el dinero invertido en su liposucción.

En los nueves meses que Spahn lleva como ministro, ha conseguido que Alemania hable más de temas de salud que en las pasadas décadas y ha llevado a cabo reformas muy polémicas, como la donación obligatoria de órganos a no ser que el fallecido hubiese dejado expresa constancia de sus deseos en contra mientras estaba vivo, el uso de ecografías para establecer la edad de los refugiados que llegan a Alemania sin documentación para evitar el fraude, y una seria ampliación de las plazas en hogares de ancianos. Como elemento visible de oposición interna a Angela Merkel, quiere limitar el número de refugiados que entran a Alemania y se ha mostrado abiertamente partidario de, prohibir el burka, suprimir la doble nacionalidad y apostar por las políticas de ley y orden. Con sus propuestas se está labrando un puesto en la derecha alemana de la era post Merkel y abordar la financiación pública de las liposucciones le reportará sin duda mucho apoyo.

Según el último informe realizado por la Sociedad Alemana de Alimentación (DGE), un 59% de los hombres y un 37% de las mujeres residentes en el país y de edades comprendidas entre los 18 y los 65 años pesan unos cuantos kilos de más. "La razón que explica estos índices de sobrepeso es sobradamente conocida: muchas personas en Alemania comen alimentos hipercalóricos y se mueven muy poco", explica Helmut Heseker, profesor de la Universidad de Paderborn y ex presidente de la DGE. "Los alimentos baratos y sabrosos, las bebidas con alto contenido calórico impiden mantener un peso adecuado y la solución pasa por un cambio de hábitos, por precisamente por una liposucción", agrega.

La Sociedad Alemana de Alimentación considera que una persona sufre sobrepeso cuando su índice de masa corporal (IMC) se corresponde con un valor de 25 o superior y queda por ver si la reforma supondrá que todos los pacientes que cumplan ese requisito tienen derecho a la liposucción pública o si se establecen criterios más exigentes.

Etiquetas

Lo más