El Gobierno pone sobre la mesa el 28 de abril como fecha para las elecciones

El Gobierno trataría de asegurarse su propio futuro con una inminente convocatoria electoral

 

@rrodriguezmaeso

Redactor Política Informativos COPE

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 13 feb 2019

A falta de la decisión final de Pedro Sánchez, el 28 de abril ha ganado enteros en las últimas horas para convertirse en la fecha de las próximas generales. Sin andarse con demasiados rodeos, pesos pesados del Gobierno restaron importancia a celebrar la mitad de la campaña electoral en plena Semana Santa. Al fin y al cabo, “siempre estamos en campaña”, sostuvieron en una suerte de descargo cercanos al propio Sánchez.

Los pros y los contras de finiquitar la Legislatura fueron sopesados el lunes por la tarde en el Palacio de La Moncloa en una reunión del núcleo duro. Sobre la mesa, estuvo el 28 de abril como una de las mejores opciones, una vez dado por fracasado el proyecto de Presupuestos Generales del Estado. Una fecha que se abre paso, a falta de la decisión definitiva de Sánchez, frente a la de un “superdomingo” el próximo 26 de mayo o renegar personas de la confianza del Presidente de forma tajante del 14 de abril como una posibilidad. Según fuentes solventes, pese a su filtración desde La Moncloa, “el 14 nunca estuvo siquiera en un papel”. “Llamar a las urnas en Domingo de Ramos- advirtieron - no tiene ningún sentido”.

 



De hecho, este martes, el entorno de Sánchez llegó al Congreso de los Diputados a afrontar la primera de las dos jornadas del debate de las enmiendas a la totalidad a las cuentas públicas con la percepción instalada de que no existía otra alternativa que el adelanto de las generales. En los pasillos de la Cámara Baja, próximos al presidente del Gobierno no dejaron ni un solo resquicio que invitase a pensar otra cosa y alguno abrió la puerta a una valoración de Pedro Sánchez este mismo miércoles, una “declaración de intenciones” sobre sus planesuna vez concluida la sesión plenaria, ante la velocidad de vértigo de los acontecimientos.

No en vano, hasta hace poco, Sánchez parecía confiado en lograr de los independentistas la vía libre a las cuentas públicas. No sólo habría vaticinado en privado la retirada de la enmienda a la totalidad de ERC sino que llegó a descartar su presentación por parte del PDeCAT. Opiniones existen también en el círculo del jefe del Ejecutivo que llaman al análisis en profundidad antes de dar cualquier paso, “el anuncio de Sánchez de la fecha electoral, una decisión casi tomada, llegará más pronto que tarde”.

Según las fuentes consultadas, un buen número de factores han pesado para el presumible acelerón en el camino de las elecciones generales. Entre otros, que “no se trata de ganar,algo que da por descontado el equipo de La Moncloa, sino de volver a gobernar”.

Lo más