COPE

Todo lo que hay que saber sobre el virus del Nilo: contagio, síntomas y tratamiento

Las alarmas han saltado tras la notificación del primer paciente infectado por covid y por virus del Nilo en España. No es habitual que se den casos a estas alturas del año

Los mosquitos son los portadores de la enfermedad

Edward McCellanEFE

David Ferreiro

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 11:35

Andalucía ha notificado el primer caso de un paciente enfermo de covid y, al mismo tiempo, infectado con el virus del Nilo Occidental, motivo por el cuál ha tenido que ser ingresado en UCI en un estado de salud delicado.

Ocurrió en Sevilla, después de que el enfermo ingresara en el hospital con síntomas de padecer coronavirus, cuando también se le detectaron otros compatibles con esta infección, lo que pasó a activar los protocolos pertinentes.

Se trata del primer caso conocido de persona infectada de ambas enfermedades de forma simultánea. Por otro lado, los expertos muestran cierta preocupación ante este positivo, ya que no es habitual que se den casos de este virus a estas alturas del año, al mismo tiempo que, por el momento, no tenían ningun tipo de indicio de que el virus ya se encontrara en circulación.

El virus lo transmite un mosquito del género Culex y habitualmente suele circular entre los meses de verano, sobre todo agosto y septiembre, y el principio del otoño, aunque el año pasado el 95% de los infectados no requirieron ingreso hospitalario.

Sintomatología

El virus produce, principalmente, lo que se conoce como fiebre del Nilo Occidental, en la mayoría de casos sin mayor complicación ni síntomas, pero en los peores casos puede derivar en una encefalitis o en una meningitis.

De hecho y según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 80% de las personas infectadas por el virus no presentan síntomas, mientras que el 20 restante pueden desarrollar unos síntomas leves parecidos a los ocasionados por la gripe. Los síntomas más comunes son fiebre, cefaleas, malestar general, decaimiento, dolor muscular, nauseas, vómitos y aparición de exantemas o de adenopatías.

El periodo de incubación suele variar entre los 3 y los 14 días, mientras que usualmente los síntomas pueden durar algunos días o semanas, a pesar de que no suelen requerir de ingreso. De hecho, se calcula que solo 1 de cada 150 personas pueden llegar a padecer una infección grave.

Los pacientes con más posibilidades de sufrir una afección más grave suelen ser las personas más mayores, normalmente por encima de los 50 o 60 años, o con patologías previas asociadas a las zonas que se ven afectadas por este virus, como diabetes, hipertensión o enfermos de cáncer, aunque en realidad esto puede manifestarse en cualquier persona.

¿Puedo prevenirlo? ¿Cómo se transmite?

En realidad, es muy complicado prevenir en su totalidad el virus, como advierte la OMS, ya que el único método existente sería evitar las picaduras de mosquito. Para ello, las autoridades sanitarias aconsejan utilizar repelentes, mosquiteras, evitar los paseos a primera y última hora del día y en zonas con abundancia de estos insectos, como las húmedas, y utilizar camisetas y pantalones de manga larga.

Paralelamente, los servicios de salud se encargan de vigilar la población de mosquitos, a los que se les realizan pruebas de forma periodica con el fin de tratar de detectar el virus cuanto antes, así como a la población equina, que es donde se suelen detectar los brotes y lo que pone sobre la pista si el virus está en circulación y a qué niveles.

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Del mismo modo, si una persona se infecta o tiene sospechas de ello tras presentar síntomas por una picadura, se debe notificar y acudir al mécico lo más pronto posible.

Por otro lado, el virus del Nilo no es transmisible, a priori, entre personas, aunque sí pueden darse casos de infección a través de donaciones de sangre o de órganos, a pesar de que la probabilidad de contagio en estos casos es muy baja, ya que están muy controladas a través de múltiples medidas y análisis.

De forma más residual, también se han documentado casos de transmisión de la enfermedad en mujeres embarazadas a sus fetos o de madres a sus hijos lactantes a través de la leche materna.

La única forma de transmisión que suponga un riesgo real es, tal y como se comentó anteriormente, a través de la picadura de mosquitos, que se infectan previamente al entrar en contacto con otros animales portadores de la enfermedad.

Tratamiento

El tratamiento en aquellos pacientes que padezcan una afección neuroinvasora se basa en los cuidadados y la atención, ya que no exite vacuna para los humanos, como sí existe para otros animales que pueden contagiarse de la enfermedad, como los caballos.

De esta manera, se hospitaliza a los pacientes, se le administran líquidos por vía intravenosa, se les da apoyo respiratorio y se les prevee de posibles infecciones secundarias.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo Herrera en COPE

Herrera en COPE

Con Carlos Herrera

Escuchar