COPE

Sánchez anuncia la reforma del CNI y promete una nueva ley de secretos oficiales

El presidente, obligado por sus socios, comparece en el Parlamento para explicar la gestión del caso Pegasus

Sánchez defiende desde la tribuna que el Gobierno ha actuado siempre conforme a la Ley y acusa al PP de corrupción

Audio

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 11:10

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este jueves la aprobación de una nueva ley de secretos oficiales y la reforma de la ley orgánica del control judicial del Centro Nacional de Inteligencia (CNI). Sánchez ha hecho este anuncio en su comparecencia ante el pleno del Congreso para informar del espionaje político mediante el sistema Pegasus.

El jefe del Ejecutivo ha considerado que era "impostergable" aprobar una nueva ley sobre información clasificada, ya que la actual data de 1968, y ha subrayado que con la reforma del control judicial del CNI habrá aún más garantías para los derechos individuales de las personas.

La información que afecta a la seguridad nacional, ha defendido "está sometida al tribunal, Parlamento, comisión y otras instituciones como el Defensor del Pueblo" y ante las críticas recibidas ha querido dejar claro que "con este gobierno no hay espacio para el uso ilegal de las instituciones".

Sánchez ha asegurado que se trata de reforzar las garantías de control y seguridad con el máximo respeto a los derechos individuales y sociales de las personas.

"Vamos a continuar trabajando para redoblar la seguridad y blindarla lo máximo posible en el futuro", ha recalcado, tras anunciar que la máxima responsable del CNI acudirá a dar cuentas anualmente al Congreso.

El presidente del Gobierno ha explicado que se va a alinear la directiva de inteligencia al marco de la estrategia de seguridad nacional de 2021 con el objetivo de aumentar las capacidades de los servicios de inteligencia y también se va a reforzar la cooperación entre el Centro Criptológico Nacional y los organismos encargados de la ciberseguridad.

Se trata -ha precisado Sánchez- de actuar frente a peligros del uso ilegítimo de software como el Pegasus y de los que puedan llegar en el futuro porque se va a realizar una labor continua de análisis y valoración de las nuevas vulnerabilidades.

El presidente ha asegurado que la actualización de la estrategia de seguridad nacional y ciberseguridad, la nueva ley de secretos oficiales y la nueva ley orgánica del control judicial del CNI evitarán que estas brechas de seguridad que se han producido puedan hacerlo en el futuro.

"El Gobierno no decide sobre las operaciones del CNI"

El Gobierno, ha señalado, "marca las prioridades en materia de riesgo pero ni conoce ni decide sobre las operaciones de los servicios de inteligencia, esto no ha pasado en mi gobierno y les garantizo que no pasará".

Sánchez ha reconocido que "no somos los únicos en sufrir estos pinchazos" y que "ha habido un fallo de seguridad que ha provocado que podamos ser espiados".

El presidente ha asegurado que el Gobierno "desclasificará toda la información que le sea requerida en sede judicial, siempre que no afecte a la seguridad nacional".

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

En este contexto, ha reconocido que “la mayoría de los móviles infectados lo han sido por actores desconocidos, completamente ajenos a la administración española". "Cualquier persona a la que hayan intervenido sus comunicaciones sin autorización de un juez ha sufrido una violación de sus derechos y cuenta con el apoyo del Gobierno".

DIÁLOGO CON CATALUÑA

Sánchez, ha pedido al Gobierno de la Generalitat de Cataluña menos judicialización y más soluciones compartidas y ha vuelto a tender la mano a ERC para avanzar en el diálogo con el fin de superar el conflicto político independentista, aunque haya problemas durante el camino. Por eso ha lamentado que este escándalo haya podido "minar" la relación con ERC y haya "frenado" la vía del diálogo.

"La única estrategia del Gobierno de España ha sido superar el conflicto político, siempre dentro de los márgenes de la Constitución...les puedo asegurar que vamos a perseverar en este camino", ha dicho tras incidir en que la situación de confrontación política en Cataluña es muy distinta a la de 2017 y 2018 y "no vamos a desandar este camino".

No obstante, Sánchez ha señalado que en Cataluña se debería pasar de los tribunales a más política "compartida" y tras la polémica sobre la sentencia del Supremo que obliga a impartir un 25 % de las clases en castellano y que no comparten los independentistas el presidente ha dicho que hace falta "menos judicialización".

Cuando todavía no se ha cerrado la fecha del encuentro entre Sánchez y el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, para abordar el caso Pegasus y retomar las relaciones, el presidente del Ejecutivo le ha avisado de que "el camino del diálogo no será fácil y exigirá mucho esfuerzo y determinación en el tiempo".

"El camino no estará exento de dificultades pero no será excusa para renunciar ...y los problemas que surjan se resolverán mediante el más diálogo", ha recalcado Sánchez que ha reconocido que las discrepancias son legítimas y no deben convertirse en una amenaza sino en acuerdo que fortalezca.

Sánchez ha reconocido la "valentía" y el "coraje" de quienes apuestan por el diálogo y el reencuentro frente a los que quieren volver al año 2016.

CORRUPCIÓN

Buena parte de su intervención se ha centrado en presumir de transparencia y de lucha contra la corrupción con continuas alusiones al PP. "Actuamos siempre dentro de la ley", ha señalado.

Sánchez ha acusasado a la derecha de "corrupción democrática" y no aceptar el resultado electoral, "descalificando como ilegítimo cualquier Gobierno que no sea el suyo". Sánchez se ha subido a la tribuna del Congreso recordando que la próxima semana se cumplirán cuatro años de la moción de censura con la que llegó al Palacio de la Moncloa desbancando al Gobierno de Mariano Rajoy y un repaso de diferentes casos de corrupción que afectaron al Partido Popular, como Gürtel o el caso Kitchen. "La sociedad veía entre atónita e indignada la escalada de escándalos de corrupción de sus gobernantes, que con una mano recortaban y con otra cobraban sueldos en b", ha acusado.

En este contexto, ha reprochado a los partidos de la derecha no haber apoyado "nunca" a su Gobierno, ni siquiera durante la pandemia o la guerra de Ucrania, y las críticas a sus acuerdos parlamentarios con partidos nacionalistas.

Sánchez ha señalado que "la corrupción no está entre las principales preocupaciones de los españoles, pero sí la crispación política".


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Directo La Noche

La Noche

Con Beatriz Pérez Otín

Escuchar