El "rey del cachopo" solicita a un educador ser cocinero en la cárcel

En estos ocho días en Soto del Real, no ha tenido ningún problema, es notable, y "está hecho a la vida carcelaria"

El juez ordena el ingreso en prisión del Rey del Cachopo por la muerte de su novia

César Román Virueque, el empresario conocido como el "rey del cachopo" | EFE

Agencias

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 16:48

César Román Virueque, el empresario conocido como el "rey del cachopo", ingresado en la prisión madrileña de Soto del Real acusado de matar a su novia, ha solicitado a un educador del centro penitenciario poder trabajar como cocinero en la cárcel.

Fuentes penitenciarias han confirmado a Efe esta petición, adelantada este miércoles por el diario ABC, la realizó el interno de forma verbal a uno de los educadores que le entrevistó cuando ingresó en la cárcel el pasado 20 de noviembre por orden de la juez de instrucción número 32 de Madrid, Rosa María Freire.

Las fuentes consultadas han asegurado a Efe que, por el momento, el interno no ha cursado ninguna solicitud por escrito sobre esta petición que hizo al llegar a la cárcel, por lo que aún no hay una decisión tomada al respecto, ya que se trata de un preso que acaba de entrar en prisión y es preventivo.

En estos ocho días en Soto del Real, el "rey del cachopo" no ha tenido ningún problema y es notable, añaden las fuentes, que "está hecho a la vida carcelaria" por el amplio historial delincuencial que acumula.

En él se incluye su estancia en la prisión gaditana de Puerto II en 2008 durante un mes aproximadamente por un delito de lesiones cometido dos años antes, según fuentes penitenciarias y jurídicas consultadas que señalan que César Román tiene "muchos" procedimientos abiertos, la mayoría relacionados con sus negocios, en diferentes órganos judiciales. 

Además, cuenta con una sentencia firme de violencia machista a su expareja y madre de la hija que tienen ambos.

La Audiencia Provincial de Madrid confirmó el pasado 20 de junio la condena a un año y tres meses de cárcel que en febrero le había impuesto el Juzgado de lo Penal número 34 de la capital por maltratar a su exmujer en presencia de su hija, pese a tener en vigor una orden de protección.

Lo más