Los independentistas presos ya están en una cárcel de Cataluña

Los reclusos serán sometidos a una revisión médica y permanecerán en el módulo de ingresos hasta que se les asignen las celdas definitivas.

 

Agencias

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 23:41

El exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras, el exconseller Raül Romeva, el diputado de JxCAT y exlíder de la ANC Jordi Sànchez y el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart, han llegado ya a la prisión de Lledoners, en la que han quedado ingresados. Según ha podido comprobar Efe, la comitiva de los Mossos d'Esquadra que transportaba a Junqueras, Romeva y los Jordis desde la prisión barcelonesa de Brians-2, donde han efectuado una parada técnica en su traslado iniciado ayer desde Madrid, ha llegado a la cárcel de Lledoners a las 13:27 horas.

Una vez en Lledoners, los cuatro políticos independentistas serán sometidos a una revisión médica y psicológica en el módulo de ingresos y esta noche ya dormirán en la celda individual que se les asignará en el módulo 2 que cuenta con 93 internos, en su mayoría reclusos que cumplen condena, han informado a Efe fuentes penitenciarias. Junqueras, Romeva y los Jordis han salido de Brians-2 a las 12:38 horas en una comitiva de cuatro vehículos de los Mossos d'Esquadra, integrada por un coche patrulla abriendo paso, una furgoneta de color blanco, seguida de una furgoneta de color rojo y otro coche patrulla en último lugar.

Una treintena de independentistas han recibido en Lledoners a la comitiva con los políticos presos con gritos de "libertad", mientras en los alrededores del centro penitenciario hay numerosas pintadas de apoyo y lazos amarillos exigiendo su excarcelación. En la prisión de Lledoners, Junqueras, Romeva, Sànchez y Cuixart tendrán una celda individual, al igual que ocurrirá, cuando lleguen a este centro en los próximos días, con los exconsellers de Presidència Jordi Turull, Interior Joaquim Forn y Política Territorial Josep Rull, cuyo traslado se está tramitando.

De esta forma, los presos dispondrán de una estancia similar a la que tenían en la cárcel madrileña de Estremera, donde Junqueras, Romeva, Turull, Rull y Forn pernoctaban en celdas individuales, a diferencias de los Jordis, recluidos en la prisión también madrileña de Soto del Real. Según las fuentes, tras pasar la preceptiva revisión médica y psicológica en el módulo de ingresos, los cuatro serán trasladados a sus celdas definitivas en el módulo 2 de la prisión, que dispone de patio, comedor propio y biblioteca y tiene un régimen de vida ordinario.

Como ocurre en todos los módulos donde rige el sistema de vida ordinario, los servicios penitenciarios potencian que los presos pasen el mínimo tiempo posible dentro de sus celdas. En el caso de Lledoners, en el módulo 2 los presos desayunan a las ocho de la mañana y posteriormente tienen varias actividades programadas hasta el almuerzo, a las 13:30 horas. Tras un periodo para descansar en la celda, por la tarde los internos pueden volver a efectuar actividades en el centro penitenciario, hasta la hora de la cena, tras la cual se retiran a sus estancias.

 El módulo 2 de Lledoners dispone de biblioteca, comedor, patio propio y otros espacios comunes, por lo que los internos pueden hacer vida sin salir de ese área de la prisión, según las fuentes. Tras su ingreso, los cuatro independentistas podrán tener comunicaciones con sus familiares en un plazo corto de tiempo, con un régimen de visitas muy parecido al que tenían en las prisiones madrileñas. En concreto, en relación con las comunicaciones en locutorio o a través de un cristal con familiares y amigos, dispondrán, como en Madrid, de 40 minutos a la semana, que se pueden distribuir en dos encuentros de veinte minutos, sábado y domingo, o en uno, también el fin de semana.

Los internos que tengan hijos de menos de 10 años podrán mantener comunicaciones de convivencia, en la que asisten acompañados por un adulto, en visitas que serán de 90 minutos al mes, frente a las tres horas al trimestre que tenían en Madrid.  

FOCARDELL Y BASSA, EN PUIG DE LES BASSES

Por su parte, la expresidenta del Parlament de Cataluña Carme Forcadell y la exconsellera de Trabajo Dolors Bassa han llegado a la cárcel gerundense de Puig de les Basses, después de abandonar esta mañana la prisión de mujeres de Alcalá de Henares (Madrid). El vehículo con las dos políticas independentistas ha accedido a las 16:15 al interior del centro penitenciario, donde Forcadell y Bassa permanecerán internadas.

Una decena de personas, entre ellas familiares de la exconsellera, se encontraba a las puertas de la cárcel para manifestar su apoyo a ambas y, poco después, se les han sumado otras que habían sido convocadas a las 15:00 horas por los denominados Comités de Defensa de la República (CDR). La cárcel de Puig de les Basses se inauguró en 2014 y cuenta con más de 700 internos, entre las que se incluyen las 35 ingresadas en el módulo de mujeres.

Lo más