El Gobierno se reúne con familiares de los alumnos "humillados" en el IES Palau

IES Palau Josep Lluís Alcázar. Google Maps

IES Palau Josep Lluís Alcázar. Google Maps IES Palau Josep Lluís Alcázar. Google Maps

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 20:27

Los secretarios de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, y de Educación, Marial Marín, se han reunido esta tarde con los familiares de los alumnos del IES El Palau de Sant Andreu de la Barca (Barcelona), hijos de guardias civiles, que fueron presuntamente "humillados" por varios profesores tras el 1-O.

Según han informado a Efe fuentes conocedores de la reunión, que ha tenido lugar en la sede barcelonesa de la Delegación del Gobierno en Cataluña y que ha durado una hora y media, al encuentro han asistido seis padres, guardias civiles, y una madre de alumnos del instituto IES Palau.

La reunión ha contado también con la asistencia del delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo; el jefe de la Zona de la Guardia Civil en Cataluña, Ángel Gozalo; el jefe de la Policía Nacional en Cataluña, Sebastián Trapote; y el jefe de la Guardia Civil de Sant Andreu de la Barca.

Según las fuentes consultadas, las familias han acordado no informar de la reunión para rebajar la tensión sobre el asunto.

El Ministerio de Interior informó con anterioridad que este encuentro privado impulsado por el ministro Juan Ignacio Zoido tiene el objetivo de expresar a los guardias civiles padres de estos alumnos el "total respaldo" del Gobierno, siempre "respetando el proceso judicial abierto", y de manifestar que "estarán siempre al lado de ellos" y que "comparten su indignación por actitudes tan antidemocráticas, sectarias e impropias de un centro educativo".

Interior también explicó que durante el encuentro los dos secretarios expondrían los resultados de los investigaciones abiertas por los hechos acaecidos en el centro escolar.

El pasado marzo, la Fiscalía denunció a nueve docentes del IES El Palau por "discriminación" a los alumnos que eran hijos de Guardias Civiles tras la celebración del 1-O, tras considerar el Servicio de Delitos de Odio y Discriminación que los docentes implicados habían "humillado" a los menores.

Lo más