• DIRECTO

    Tiempo de Juego

    Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Continúa la 'caza de brujas' de Torra contra los Mossos d'Esquadra

El conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, ha cifrado en 33 las investigaciones abiertas

Continúa la caza de brujas de Torra contra los Mossos dEsquadra

 

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 20:08

El conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, ha cifrado en 33 las investigaciones abiertas por el dispositivo policial y las actuaciones "individuales" de varios mossos durante los altercados violentos que se produjeron tras la sentencia a los líderes del "procés".

Buch ha comparecido este miércoles, a petición propia, en la comisión de Interior del Parlament para dar explicaciones sobre la actuación de los Mossos d'Esquadra durante los disturbios en Cataluña en las movilizaciones por la sentencia del "procés".

Durante la comparecencia, JxCAT ha cerrado filas con el conseller, mientras que ERC ha cuestionado algunas de las actuaciones y herramientas utilizadas por la policía catalana durante esos días, con una intervención un tanto crítica que ha provocado cierto malestar en el titular de Interior.

En su intervención en la cámara catalana, Buch ha admitido que no toda la actuación de los agentes estuvo "bien", aunque ha resaltado la voluntad del cuerpo de revisar "siempre" sus actuaciones con la vocación de "mejorar", por lo que habrá sanciones si ha habido "comportamientos que se hayan extralimitado" en sus funciones y que no se ajustan al protocolo de la policía catalana.

Sin embargo, y pese a estas investigaciones, Buch ha pedido que no se "criminalice de forma persistente" al cuerpo de los Mossos ni que se ponga en cuestión la profesionalidad y el trabajo de los agentes.

"¿Todo lo que hicieron los Mossos estuvo bien? Evidentemente no, no estoy diciendo esto", ha afirmado Buch ante las críticas de los comunes y de la CUP, que han tachado su explicación de autocomplaciente, ya que ambos partidos consideran que hubo un uso "abusivo" y "desproporcionado" de la fuerza.

En este contexto, Buch ha cifrado en 33 las investigaciones abiertas tanto en el dispositivo policial en sus conjunto como en las actuaciones "individuales" de algunos agentes en la "mayor auditoría" que haya llevado nunca a cabo la policía catalana, para "supervisar cuidadosamente" todas las acciones durante las protesta, en las que hubo "hostilidad" y una "violencia extrema" por parte de grupos de manifestantes minoritarios.

Por ello, y hasta que no concluyan las investigaciones, ha asegurado: "Yo no seré el conseller que valorará o irá en contra de los derechos de los trabajadores. Toda persona que no haya actuado de acuerdo con el protocolo, tendrá un proceso justo y regulado y yo no me lo saltaré".

Pero las críticas sobre la actuación de los Mossos han procedido también de su socio de Govern, ERC, formación que ha cuestionado algunas herramientas como la técnica del carrusel, que ven "peligrosa", que algunos agentes golpeasen con sus porras a los manifestantes por encima de la cintura o que disparasen proyectiles de foam a una "distancia demasiado corta".

En el lado opuesto, Ciudadanos y el PPC también ha cargo contra Buch, pero en esta caso por promover una "caza de brujas" contra unos agentes que han puesto "en peligro" sus vidas y a los que han situado entre la "espada y la pared" por cuestiones políticas, y a los que además quieren "purgar".

Lo más