Ana Julia admite que mató a Gabriel por rabia, pero no con un hacha

Asegura que el niño acudió de forma voluntaria a la finca, se acercó a ella con el hacha y tras forcejear, lo asfixió.

 

COPE.ES

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 17:39

Ana Julia Quezada, la autora confesa de la muerte del pequeño Gabriel, aseguró este martes a la Policía que asesinó al niño por rabia, pero que no le pegó con un hacha. Según fuentes jurídicas consultadas por COPE, Ana Julia en su declaración aseguró que Gabriel acudió de forma voluntaria a la finca de Rodalquilar. Mientras ella pintaba, el crío se acercó con un hacha gritando 'Tú no eres mi madre'. Fue entonces cuando ella intentó quitársela, discutieron, forcejearon y acabó ahogando al pequeño. Ella no detalla que lo golpeara. Luego, le quitó la ropa y tras pasar por casa de la abuela de Gabriel, dejó la vestimenta en un contenedor en la urbanización de Retamar. En la escena del crimen se ha encontrado ese hacha y la pala con la que pudo enterrar al niño. 

Con este testimonio, asegurando que el crimen no fue premeditado y que el pequeño trató de arremeter contra ella, la mujer podría estar intentando eludir una posible condena a prisión permanente revisable, para quedar rebajada a homicidio (10 a 15 años) o incluso homicidio imprudente (uno a cuatro años).

 Ana Julia ha quedado este miércoles a disposición del Juzgado de Instrucción número 5 de Almería, donde declarará ante el juez Rafael Soriano.  Quezada pudo actuar movida por los celos al rechazar el padre del pequeño irse con ella a su país, República Dominicana, donde quería instalarse, según la hipótesis con las que se trabaja en la investigación. Tras su confesión, la presunta autora de la muerte del hijo de su pareja, volvió a ser trasladada este martes a la localidad de Rodalquilar para una reconstrucción de los hechos. Por otro lado, el titular del Juzgado de Instrucción 5 de Almería, Rafael Soriano, ha prohibido la incineración del cadáver del menor por si fuera necesario practicarle más pruebas. 

La Guardia Civil ya ha dado el caso de la muerte de Gabriel Cruz por cerrado. Según han confirmado fuentes de la investigación a COPE, "queríamos pensar que el niño estaba secuestrado por un cómplice de Ana Julia Quezada, la detenida, para cobrar un rescate". En ese caso, el móvil hubiese sido económico.

Lo más