Boletín

El 98,5% de las escuelas en Cataluña arrinconan el castellano en sus centros

Sólo el 7% da otra asignatura en español además de la de Lengua Castellana y la mayoría obliga a usar el catalán a profesores y personal no docente

El 98,5% de las escuelas en Cataluña arrinconan el castellano en sus centros

 

Carmen Labayen
@carmenlabayen

Jefa de Sociedad, Nuevas Tecnologías y Casa Real en COPE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 23:01

Ni plurilingue, ni inclusivo, ni justo, ni pedagógico, ni tan siquiera legal. El modelo de inmersión linguistica que se aplica actualmente en Cataluña es, ante todo, un instrumento al servicio de la construcción de la identidad nacional. Un fin político que arrincona y supedita el aprendizaje del castellano al catalán y que empobrece al conjunto de los alumnos y discrimina a los castellanohablantes, según concluyen los responsables de la Asamblea por la Escuela Bilingue (AEB) tras analizar por primera vez los proyectos linguísticos de 2.200 centros públicos catalanes, más del 95 por ciento del total.

A la luz de este análisis pormenorizado concluyen que ningún colegio público cumple en Cataluña con el mínimo legal del 25 por ciento de horas en castellano en asignaturas troncales salvo previa sentencia judicial y solo en la clase del alumno cuya familia ha reclamado que se cumpla la ley. Y señalan que solo el 7 por ciento de los colegios ofertan una asignatura en castellano diferente a Lengua o Literatura pero suele ser educación física o plástica y en el caso de troncales solo un trimestre.

Que se cumpla la ley y que los proyectos linguísticos incluyan la obligación del 25 por ciento en castellano es lo que pide la presidenta de la AEB Ana Losada “bastaría para ello una orden del Gobierno central o de la Generalitat, es fácil y sin coste” pero no se hace. Es más casi uno de cada cuatro centros explicita en su proyecto linguísitico tener un objetivo identitario y menos del 5 por ciento menciona la Constitución Española.

Otra prueba de la marginación del castellano y de que no es lengua vehicular en la escuela catalana, su total ausencia de la etapa infantil. El catalán es la única lengua hasta los 6 años y hasta los 7 los niños no escriben en castellano.

La inmersión lingúistica es muy diferente de la conjunción lingüistica en la que supone el uso equilibrado de las dos lenguas. El modelo catalán asegura José Domingo al frente de Impuslo Ciudadano “tiene un objetivo político. No tiene un objetivo pedagógico, tiene objetivo político, es un modelo discriminador, que es de fracaso y no de éxito y es un modelo ilegal”.

En su informe titulado “Estudio sobre los proyectos Lingúisticos de los Centros Públicos de Cataluña” concluyen que es falso que los centros utilicen los Proyectos Linguisticos del Centro (PLC) para adaptarse a la necesidades de los alumnos porque según subraya Losada no se tiene en cuenta el contexto social de las familias ni a las necesidades del alumnado a la hora de elaborarlos. El rodillo lingúistico es el mismo en las zonas donde predomina el castellano como lengua materna que en el resto y también se aplica en los colegios de educación especial.

El 98,5 por ciento veta el uso del castellano también en los pasillos, en el comedor y hasta en el patio de recreo. Además de a los alumnos los centros obligan al uso del catalán al profesores y personal no docente. Están prohibidas las comunicaciones orales en castellano.

Además el 99,5 por ciento de los centros realiza las comunicaciones escritas en catalán exclusivamente. Y casi 9 de cada 10 se comunica con las familias también en catalán. El 94,9 por ciento de las actividades extraescolares también son en catalán.

Se imaginan señala por un momento Ana Losada que fuera al revés que fuera el catalán la lengua relegada. No es lo que propugnan, solo un modelo verdaderamente bilingüe en el que prime el interés del alumno. Asignatura pendiente en Cataluña.

Lo más