PARTIDOS CIUDADANOS

Gestora de Cs critica las filtraciones del Consejo y avisa que es muy grave

La gestora de Cs, elegida el sábado en un Consejo General con algunas intervenciones muy duras, se ha dirigido a los afiliados por carta para advertir que los debates "de todos los órganos del partido son secretas" y que quienes revelaron el contenido del cónclave "han vulnerado gravemente el Reglamento".,Algunas de estas intervenciones -hubo una veintena de peticiones de palabra- fueron bastante críticas, especialmente las del vicepresidente de Castilla y León, Francisco I

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:51

La gestora de Cs, elegida el sábado en un Consejo General con algunas intervenciones muy duras, se ha dirigido a los afiliados por carta para advertir que los debates "de todos los órganos del partido son secretas" y que quienes revelaron el contenido del cónclave "han vulnerado gravemente el Reglamento".

Algunas de estas intervenciones -hubo una veintena de peticiones de palabra- fueron bastante críticas, especialmente las del vicepresidente de Castilla y León, Francisco Igea, más centrado en atacar el procedimiento del voto en urna, y del exdiputado por Asturias Ignacio Prendes, quien lamentó sobre todo el continuismo de la gestora con la cúpula de Albert Rivera.

La grabación de algunos de estos discursos y su difusión, insiste la gestora en la carta a la que ha tenido acceso EFE, responde a "interesadas y parciales filtraciones", sin señalar a nadie en concreto.

Pone el acento en recordar que los debates internos son secretos para, entre otras cosas, "preservar la libertad de los intervinientes" y subraya que los asistentes a cualquier órgano del partido "no podrán revelar la información" y deberán además velar por su confidencialidad.

Sobre las dudas que algunos asistentes al cónclave manifestaron sobre la "legalidad" de todo lo sucedido en la reunión, concretamente por haberse decidido votar la gestora a mano alzada y no en urna, precisa que se optó por esta fórmula tal como contempla el Reglamento del Consejo "y ninguno de los consejeros presentes solicitó la votación en urna", añade.

Del voto en urna se quejó especialmente Igea, que tachó de "bochornoso" el procedimiento, y también el consejero de Murcia José Luis Martínez, quien defendió que el voto tenía que ser "libre y democrático para que nadie se pueda sentir coaccionado en un momento tan trascendente para la supervivencia de este partido".

También hubo críticas por el hecho de que primero se votara la gestora, y después se diera paso al debate, en lugar de haberlo hecho al revés.

La carta concluye subrayando que la Mesa del Consejo General ha intentado garantizar que el desarrollo de la reunión "se ajustase a la legalidad y bajo el espíritu democrático de facilitar el acceso y la participación de todos los interesados. Nunca la democracia puede ser utilizada como enemiga de la democracia".

La gestora, compuesta por dieciséis nombres, fue elegida por el 91,4 por ciento del Consejo General, aparte de que hubo seis abstenciones y cinco votos en contra.

Éstos fueron los de Ignacio Prendes, Fernando Navarro y Orlena de Miguel -los tres exdiputados-, Eduardo de Castro, actual presidente de Melilla, y Armando Fernández Bartolomé, diputado en el parlamento asturiano.

Lo más