Boletín

AND-AGRICULTURA DOÑANA

Vecinos de Lucena (Huelva) impiden a la CHG el cierre de 77 pozos ilegales

Cientos de vecinos de Lucena del Puerto (Huelva), municipio del entorno de Doñana, se han concentrado este lunes en el Paraje del Gago de la localidad y han impedido a los técnicos de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (Huelva) proceder al cierre de 77 pozos ilegales en la zona.,Esta era la segunda actuación de este tipo en este entorno después de que el pasado 18 de junio se sellara el primero de los cuatro sondeos situados en una finca del entorno de La Cañad

Agencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 15:20

Cientos de vecinos de Lucena del Puerto (Huelva), municipio del entorno de Doñana, se han concentrado este lunes en el Paraje del Gago de la localidad y han impedido a los técnicos de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (Huelva) proceder al cierre de 77 pozos ilegales en la zona.

Esta era la segunda actuación de este tipo en este entorno después de que el pasado 18 de junio se sellara el primero de los cuatro sondeos situados en una finca del entorno de La Cañada, en el término municipal de Almonte (Huelva), propiedad de Agrobionest.

Con este tipo de actuaciones la CHG pretende acabar con el problema del agua en Doñana, ya que actualmente un 25 por ciento del regadío en la zona procede de aguas subterráneas.

En los dos últimos años (2017 y 2018) la CHG ha cerrado en toda la cuenca del Guadalquivir más de 300 pozos ilegales y ya el pasado 13 de junio el presidente de la entidad, Joaquín Paéz, avanzaba en una entrevista con Efe del inminente cierre de 77 pozos ubicados en monte público de Lucena.

Se trata de hectáreas que se han quedado fuera de regularización tras la aplicación del Plan de Ordenación de Regadíos de la Corona Norte de Doñana, y, por tanto, las captaciones de agua son consideradas ilegales.

En esta localidad la mayor parte de su población -unos 3.000 habitantes- vive de la agricultura; desde un principio no aceptaron que sus tierras no fueran regularizadas y alegaban que llevan décadas cultivando, y ahora si bien entienden que hay que cerrar pozos, consideran que no puede hacerse hasta que no se les garantice el agua superficial.

Conocedores de que hoy vendrían a cerrar estos pozos, los vecinos decidieron a finales de la semana pasada cerrar comercios y echarse a la calle para tratar de impedir la acción que consideran "supondría la ruina para el pueblo de 3.000 habitantes, que da empleo agrícola a unas 7.000 personas; la gente de Lucena y del pueblo viven de la agricultura", han informado a Efe fuentes municipales.

Por ello, a las 8 de la mañana, unas 2.500 personas, según los convocantes, se han concentrado en el paraje El Gago y han esperado la llegada de los técnicos de la CHG.

Al lugar acudieron diez técnicos acompañados por agentes de la Guardia Civil, los cuales ante la masiva presencia de personas han decidido desistir y no llevar a cabo la actuación.

Los vecinos alertan de que no son estos los únicos pozos que quieren cerrar, "quieren hacerlo en toda Lucena y no lo vamos a permitir; llevamos 30 años pidiendo agua superficial para poder sellarlos pero no podemos hacerlo sin que esta llegue".

Lo más