Boletín

Las acciones de los bancos consiguen capear la tormenta del IRPH y cierran con fuertes ganancias

El índice Ibex 35 ha subido un 0,75 por ciento y se sitúa en los 9.078 puntos

MANTENÍA A MEDIODÍA UNA SUBIDA DEL 0,39 % QUE LO ACERCABA A LOS 10.400 PUNTOS IMPULSADO POR EL SECTOR FINANCIERO Y POR FCC.

Juan Carlos Hidalgo

Bolsa de Madrid

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 18:48

La opinión de la abogacía del Tribunal de Justicia Europeo sobre la comercialización de hipotecas ligadas al IRPH no ha sido demoledora para el sector financiero. Ni mucho menos. De hecho, tras un minucioso análisis, los mercados han conseguido ver la botella medio llena. La opinión del TJUE señala que, pese a ser un índice legal y público que elabora el propio Banco de España, su comercialización puede haber sido poco transparente. Pero no lo considera abusivo. El índice de referencia de los préstamos hipotecarios es menos favorable para el cliente que el euríbor. Actualmente el euríbor se encuentra en negativo, en el menos 0,35 por ciento (su nivel más bajo de la historia), mientras el IRPH se sitúa en el 1,8  por ciento.  En otros momentos, hace años, la situación era todo lo contrario, con el IRPH más favorable  para el hipotecado que el euríbor.

Las opiniones del abogado general del TJUE no son vinculantes, pero suelen influir en las decisiones de los jueces. La corte de Luxemburgo dictará el fallo definitivo, como pronto,  a finales de este año, lo que abre un periodo de incertidumbre muy largo para los bancos. Ahora se trata de saber si las compensaciones por la supuesta opacidad de algunos contratos se limita sólo a la diferencia entre lo pagado aplicando el IRPH y lo que se habría abonado con el euríbor y, sobre todo, los mercados necesitan conocer si habrá retroactividad.  Pero los inversores más optimistas entienden que  los contratos hipotecarios referidos al  IRPH no han sido ni abusivos ni nulos, por lo que serán los tribunales españoles los que decidan si a cada cliente se le informó de manera suficiente. Consideran que no es necesario informar al cliente sobre la comparativas entre diferentes índices ni sobre los posibles escenarios futuros de cada uno. Y eso reduce notablemente el impacto sobre el sector.  Así que tras las dudas iniciales, los bancos han recuperado el aliento en la Bolsa

Bankia y Caixabank  han llegado a caer un 5 por ciento. Pero pronto ha comenzado a mejorar la situación. De hecho, al cierre suben todos los bancos que cotizan en Bolsa Bankinter, por ejemplo, ha subido al cierre un 4 por ciento. Ganancias superiores al 2 por ciento en Caixabank, Santander, Sabadell y BBVA.

Con esta resurrección bancaria, el índice Ibex 35 ha subido un 0,75 por ciento, hasta 9.078 puntos. Han subido también IAG, Repsol y las acereras. Menos ha contribuido hoy Telefónica, que ha subido apenas un 0,4 por ciento. La empresa ha aprobado una reducción de plantilla mediante bajas incentivadas, asi como el traspaso de torres de telecomunicaciones a su filial de infraestructuras, Telxius.  

Además de estas referencias, los inversores han tenido que prestar atención a otros factores, entre ellos la aparente mejoría en la guerra comercial entre China y Estados Unidos. Mejoría por cuanto las delegaciones de ambos países volverán a sentarse en octubre. Algo es algo. El secretario del Tesoro estadounidense, Stephen Mnuchin, quiere incluir en las negociaciones la supuesta manipulación del yuan por parte de Pequín. La divisa china se cambia por 7,2 unidades por dólar, que es su nivel más bajo desde hace más de diez años. 

La inflación en China ha superado las previsiones, se mantiene en el 2,8 por ciento, cuando se esperaba una décima menos. Es su cota más alto del último año y medio. Sin embargo, los precios industriales han quedado muy por debajo de lo que se esperaba, lo que ha generado cierta intranquilidad en los mercados. Se ha contraído ocho décimas, que es su peor lectura en más de tres años.

La producción industrial de Francia se ha contraído dos décimas, que es un dato peor del esperado. Tampoco han llegado buenas noticias de Italia, donde la producción industrial se ha reducido 7 décimas en tasa interanual. Los analistas de la agencia de calificación de riesgos  Moody's ha rebajado sus previsiones de crecimiento económico en Italia en este año, desde el 0,4 al 0,2 por ciento. Señala además que no espera que la elevada deuda pública del país se reduzca de forma relevante en los próximos años.

Hoy el Tesoro ha colocado letras a 6 y 12 meses. Ha ingresado 4.820 millones de euros muy cerca de los 5.000 millones que quería captar como objetivo máximo. La demanda ha sido muy fuerte. La rentabilidad de ambas profundiza en terreno negativo, hasta el menos 0,563 y del menos 0,521 por ciento, respectivamente. En la subasta anterior, celebrada a mediados de agosto, el rendimiento si siutó en el menos 0,534 y en el menos 0,505 por ciento.

Lo más