Los mercados entran en modo “stand by” a la espera de noticias del G-20

Han bajado todas las empresas eléctricas y energéticas, en especial Naturgy ( la antigua Gas Natural) e Iberdrola

Imagen de recurso

 

Bolsa de Madrid

Tiempo de lectura: 3' Actualizado 17:59

”La Bolsa ha operado hoy de más a menos. Ha cerrado muy plana, con el índice Ibex 35 en 9.098 puntos. Ni chicha ni limoná, cuando a primera hora llegaba a subir cerca de un 1 por ciento.  Ha subido Telefónica a la espera de comprobar lo que da de sí el nuevo plan estratégico de la compañía. De momento, el valor se acerca a los 8 euros, un precio que no”cataba” desde mediados del mes de mayo.  Telefónica marcó mínimos este año en septiembre, con un cambio de 6,5 euros.

Inditex se ha frenado después de la recuperación de las últimas sesiones.  Los inversores cotizan por anticipado la posibilidad de que la empresa dueña de la marca Zara publique buenos resultados. Sus cuentas se conocerán el 12 de diciembre.

Las “utilities” han lastrado hoy al mercado. Han bajado todas las empresas eléctricas y energéticas, en especial Naturgy ( la antigua Gas Natural) e Iberdrola. Pero también han perdido posiciones Enagás y Red Eléctrica. Entre los valores más pequeños, Supermercados Dia ha caído más de un 9 por ciento, entre rumores de todo tipo que incluyen una posible ampliación de capital que diluiría el valor de sus acciones.

Los inversores, en general,  han hecho caja sobre la marcha, para aguardar en liquidez a que se resuelven las incógnitas pendientes, que no son pocas. La  “cumbre” del G-20 que comienza mañana en Argentina es el foco más cercano de incertidumbre. La esperada reunión entre los presidentes de Estados Unidos y China puede suavizar la tensión existente entre ambos países a cuenta de su enfrentamiento comercial.

Además, los inversores no pueden relajarse demasiado, porque la semana que viene tendrán mucha tela que cortar y muchas referencias que cotizar. Ante la duda, el dinero se limita a ver los toros desde la barrera.  En los próximos días el parlamento británico tendrá que votar sobre los acuerdos para la salida del Reino Unido de la Unión Europea. La libra esterlina de momento baja de 1,28 dólares. Un Brexit duro, según un estudio del Banco de Inglaterra, desplomaría la libra en un 25 por ciento, mientras el PIB británico se contraería un 8 por ciento en los próximos cinco años, con una importante destrucción de empleo, un aumento de la inflación y una caída de los precios en el mercado inmobiliario.  Todo un poema.

Además, la semana que viene se reúnen los países exportadores de petróleo integrados en  la OPEP, con el objetivo de alcanzar un acuerdo para reducir su producción. Se espera que la recorten en 1,4 millones de barriles por día. falta por saber si esa cifra será suficiente para acabar con la sangría en el precio del crudo, que ha pasado de los 86 dólares que se pagaban a comienzos de octubre a los escasos 60 dólares de hoy en día.

El viernes 7 de diciembre  se conocerán importantes referencias macroeconómicas, que también pueden influir sobre el ánimo de los inversionistas.   Entre ellas, las cifras de paro de Estados Unidos y la zona euro, así como el PIB europeo.  La economía estadounidense está creciendo a un ritmo del 3,5 por ciento, mientras Europa lo hace por debajo del 2 por ciento. Concretamente, al  1,7 por ciento, según el último dato conocido. El desempleo en EEUU roza el pleno empleo técnico, en el 3,7 por ciento.

El dólar ha perdido fuelle, después de que el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, suavizase ayer su discurso sobre la rapidez en las futuras subidas de tipos de interés. A pesar de ello, los mercados dan casi por hecho que en diciembre la Reserva elevará de nuevo el precio del dinero. Seguramente el 19 de diciembre el banco central estadounidense subirá por cuarta vez en este año sus tipos de interés.  Se espera un aumento de un cuarto de punto, hasta el rango que va del 2,25 al 2,50 por ciento. La novedad es que ahora se esperan menos subidas a lo largo del año que viene y más pausadas. Powell ha asegurado que actualmente el precio del dinero se encuentra “justo por debajo” de la neutralidad, es decir ese punto en el que la política monetaria ni impulsa, ni frena la actividad económica.  El potencial de subidas de tipos, por tanto, no es ya demasiado grande. Esta tarde la Reserva publicará las actas de la última reunión de su comité de mercado abierto. 

Etiquetas

Lo más