Boletín

Las Bolsas se duelen por el temor a un enfriamiento económico

El índice Ibex 35 ha bajado un 0,9 por ciento, hasta 8.856 puntos

Imagen de recurso

DAN HIMBRECHTS

Bolsa de Madrid

Madrid

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 18:34

La Bolsa ha evolucionado hoy a peor. Ha profundizado los números rojos. El índice Ibex 35 ha bajado un 0,9 por ciento, hasta 8.856 puntos. Ha llegado a caer algo más en los peores momentos del día. La Bolsa ha perdido en esta semana cerca de un 2 por ciento, lo que reduce la ganancia acumulada en el año a menos del 4 por ciento.  Los bancos siguen sufriendo. El  Santander ha cerrado por debajo de 4 euros por acción.  BBVA ha conservado por los pelos la cota de los 5 euros por título.  El Sabadell, muy volátil, hoy se ha salvado de la quema. Sigue buscando un nivel de soporte. En esta semana ha acumulado una caída del  6 por ciento.   También Telefónica ha tenido un muy mal día. Ha perdido casi un 2 por ciento. Además, han caído con cierto estrépito las empresas acereras. Arcelor se ha dejado un 5 por ciento y un 2 ha perdido Acerinox. Ambas pueden verse muy perjudicadas en caso de que no se alcance un acuerdo comercial entre China y Estados Unidos. El enfriamiento de la economía también supone un lastre para estas compañías.

Y es que en los últimos días se han complicado rápidamente las cosas en los mercados financieros precisamente por el temor a un menor impulso de la economía global.  En el ánimo de los inversores pesa el temor a un mayor enfriamiento de la actividad económica. La Comisión Europea ha revisado  a la baja sus previsiones de crecimiento para toda la zona euro. Paralelamente, el Banco de Inglaterra ha reducido sus previsiones de crecimiento para el Reino Unido. El FMI también hizo lo propio no hace mucho. 

Hoy los datos han insistido en esta impresión de mayor debilidad.  La producción industrial en Italia se ha contraído 8 décimas en diciembre, cuando se esperaba una ligera mejora. En tasa interanual la contracción alcanza el 5,5 por ciento, frente al 2,6 contabilizado en la lectura anterior. Preocupa la deuda pública italiana, que alcanza ya 1,5 billones de euros. Las entidades financieras italianas están muy cargadas de deuda. Pero también hay deuda italiana en las carteras de los demás  bancos europeos, lo que se convierte en un foco de preocupación más para los accionistas de las entidades financieras.  No hay que olvidar que  Italia entró en recesión técnica en el cuatro trimestre del año pasado (tras encadenar dos trimestres consecutivos con crecimiento negativo) lo que puede complicar la financiación de la deuda.

Además, ha crecido el nerviosismo en los mercados tras conocerse que finalmente el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, no se reunirá con su homólogo chino, Xi Jinping, al menos antes de que termine la tregua que ambos pactaron en diciembre y que finaliza el  1 de marzo. A pesar de ello, los más optimistas todavía confían en la próxima visita que realizará el secretario de economía de Estados Unidos a China. Está prevista para el días 15. Los bolsistas esperan que de esta cita en Pequín salgan nuevos avances en las negociaciones comerciales entre ambos países.

En el mercado de deuda, la prima de riesgo de Italia supera los 290 puntos, -casi el triple que la española, que está en 115-, con la rentabilidad de sus bonos a diez años muy cerca del 3 por ciento. España se financia a ese plazo con un coste del 1,2 por ciento y Alemania por debajo ya del  0,10 por ciento. El rendimiento del “bund” alemán, de hecho, es el más bajo que se recuerda en más de dos años.   El dinero busca refugio en la deuda alemana, lo que hace subir su precios y bajar su rentabilidad.

Etiquetas

Lo más