Más directos

Los mercados le ponen mala cara al proyecto de gobierno de Sánchez e Iglesias

El índice Ibex 35 ha ampliado sus caídas, un 1,21 % menos que lo sitúa en los 9.194 puntos

Bolsa de Nueva York, corredor de bolsa

Un corredor de bolsa observa el tablero electrónico de valores de la Bolsa de Nueva York (EEUU). EFE (Imagen de archivo)JUSTIN LANE

Bolsa de Madrid

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 13 nov 2019

El pacto para la formación de gobierno entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, entre el PSOE y UP,  no ha gustado en los mercados financieros. Los inversores  temen, entre otras cosas, que  con este gobierno en la Moncloa  aumente el gasto y el déficit público y se eleve la presión fiscal. Y todo esto en un decorado de desaceleración del crecimiento económico.

El índice Ibex 35,  que ayer perdió cerca de un 1 por ciento, hoy ha ampliado sus caídas. Se ha dejado 1,21 por ciento, hasta 9.194 puntos. Hace una semana rozaba los 9.500. La Bolsa española ha sido hoy,  como ayer, la peor con diferencia de todas las plazas europeas. El Ibex ha subido en lo que va de año un 7,6 por ciento, cuando el índice paneuropeo EuroStoxx 50 se ha revalorizado más de un 23 por ciento.

Han vuelto a sufrir los bancos, en especial Bankia que ha perdido cerca de un 10 por ciento en tan solo dos días. Hoy Bankia vale  en Bolsa 500 millones de euros menos que el viernes. Se teme una “renacionalización” de la entidad como banco público junto con el ICO.  El Estado controla más de un 60 por ciento del capital del Bankia. Además, a los bancos les perjudicaría la creación de una tasa a las transacciones financieras y la mayor presión impositiva general, así como el previsible aumento del gasto y del déficit público, y el más que posible enfriamiento de la actividad económica. Han bajado además las acciones de Repsol, ante el temor a que se imponga un nuevo impuesto al diésel. Y ha caído también con fuerza en los últimos días la papelera gallega Ence, ante el temor a que el nuevo Ejecutivo cierre definitivamente su fábrica de Pontevedra por motivos ambientales. Han flojeado las empresas eléctricas, ya que pueden sufrir una mayor presión por parte del nuevo Ejecutivo. Malos días también para Berkeley Energía, que  podría quedarse sin autorización para su proyectada mina de uranio a cielo abierto en la provincia de Salamanca. En negativo BME, Bolsas y Mercados Españoles, que podría verse perjudicada por la creación de un impuesto sobre las transacciones financieras. 

También ha empeorado la prima de riesgo de España, alcanza  los 75 puntos, que es su nivel más alto en más de un mes. La rentabilidad de las obligaciones españolas a diez años ha subido hasta el 0,45 por ciento, cuando en el verano apenas superaba el 0,10 por ciento.
Los mercados han sufrido hoy también con el inesperado tensionamiento en las relaciones comerciales entre China y Estados Unidos. Los inversores se han encontrado en las últimas horas con un invitado inesperado, como es el nuevo aumento de la tensión en las relaciones comerciales entre China y Estados Unidos. Ayer el presidente Trump volvió a echar gasolina al fuego. Aseguró que aumentará aranceles a productos chinos si no se alcanza un acuerdo satisfactorio. De nuevo se produce un tira y afloja entre las dos mayores potencias del mundo justo cuando se esperaba que pronto firmasen los primeros acuerdos. Se tensa la cuerda.

Ahora se trata de adivinar cual de los dos países pueden aguantar más y mejor el envite sin pestañear a la espera de que el rival doble la rodilla. El presidente Trump se enfrenta a un proceso de “impeachment” y a unas nuevas elecciones dentro de un año y “necesita” poner sobre la mesa sus logros económicos y sus éxitos en las negociaciones comerciales. Por su parte, la economía china está perdiendo fuelle y necesita salir cuanto antes del “impasse” que provoca la guerra de aranceles. De momento, China crece a un ritmo del 6 por ciento, mientras Estados Unidos lo hace al 1,9. Pero en ambos casos la tendencia es al enfriamiento, por eso nadie quiere dormirse en los laureles ni estirar innecesariamente el enfrentamiento que tanto daño está haciendo al comercio mundial. La bolsa de Nueva York  se toma hoy un respiro, después de los máximos históricos que ha encadenado en las últimas sesiones.

Hoy los inversores han dispuesto de algunas referencias macroeconómicas.  El panel de analistas de Funcas ha rebajado su previsión de crecimiento del PIB español en este año hasta el 2 por ciento, frente al 2,2 anterior. Espera una inflación del 0,7 por ciento y un déficit público del 2,3 por ciento.  La producción industrial en la zona euro ha crecido apenas una décimas en septiembre. Se esperaba una caída. En tasa interanual muestra una contracción del 1,7 por ciento. Son datos malos, pero algo mejores de lo que se esperaba.  Por su parte, el IPC del Reino Unido se ha reducido dos décimas en el último mes, lo que deja la tasa anual en el 1,5 por ciento, frente al 1,7 de la lectura anterior. En Alemania la inflación ha aumentado una décima en el mes pasado. Por su parte, el IPC de Estados Unidos ha aumentado cuatro décimas en octubre, con una tasa interanual del 1,8 por ciento. Se esperaba un crecimiento algo menor. Esta tarde los mercados dispondrán de la intervención del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, ante el Congreso. Seguramente rebatirá al presidente Trump, que ayer le acusaba una vez más de rebajar el precio del dinero a un ritmo excesivamente lento. Trump cree que si la Reserva hubiera recortado tipos a mayor velocidad, la Bolsa de Nueva York estaría un 25 por ciento por encima de los niveles actuales... y eso que Wall Street se mueve ya en máximos históricos.

Etiquetas

Lo más