COPE

La Bolsa reacciona positivamente al paquete de medidas que ha aprobado el Gobierno

El índice Ibex 35 ha cerrado en 6.498 puntos, con alza de un 6,41 por ciento, y se ha convertido en el más alcista de Europa

Las bolsas asiáticas cierran con fuertes caídas tras la intervención de emergencia de la Fed

Los mercados son uno de los puntos de interés en esta crisis del coronavirus

Bolsa de Madrid

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 17:51

Los inversores han dado por buenas las medidas que ha anunciado hoy el Ejecutivo. El índice Ibex 35 ha reaccionado con fuerza, hasta convertirse en el más alcista de Europa. Hoy ha cerrado en 6.498 puntos, con alza de un 6,41 por ciento. Recupera buena parte del terreno perdido tras caídas verticales de las últimas sesiones. 

La Comisión Nacional del Mercado de Valores ha prohibido la realización de operaciones en corto durante un mes, lo que ha reducido la presión vendedora. Los mercados han comenzado a perfilar el nivel que puede convertirse en un muro de contención. La primera línea roja se sitúa en principio en los 6.000 puntos, aunque los analistas técnicos aseguran que no hay que descartar que pueda irse puntualmente algo más abajo.


Hoy la Bolsa ha recuperado el resuello, aunque nadie se relaja demasiado. Vienen tiempos difíciles. En las próximas semanas y meses van a publicarse pobres indicadores económicos. Nadie lo duda. Se trata de saber si los mercados los han descontado ya suficientemente y si van a ser capaces de convivir con cifras que pueden ser demoledoras.

La evolución de  las Bolsas en el futuro a corto plazo dependerá  más de la evolución de la pandemia que de los datos económicos, que ya se presumen muy negativos. Los analistas de Credit Suisse consideran que la caída de los mercados justifica ya que los inversores comiencen a tomar posiciones en determinados valores.

Por su parte, Morgan Stanley entiende que la caída de los mercados podría estar ya tocando fondo. Considera que es buen momento para empezar a comprar algunas acciones. Los bajos precios empiezan a compensar el riesgo que se asume. Los expertos de Goldman Sachs creen que se ha abierto una clara oportunidad de compra, por ejemplo,  en los dos mayores bancos españoles. Los múltiplos de ambos están en su nivel más bajo de la historia y ambos ofrecen una elevada a rentabilidad por dividendo y cuentan con fuentes de ingresos bien diversificadas.


El Banco Santander estima que su beneficio se reducirá este año un 5 por ciento como consecuencia de la crisis del coronavirus y su impacto sobre la actividad económica. No espera que se deterioren sus cuentas del primer trimestre. Las acciones del Santander, que ayer se movieron durante muchas otras por debajo de dos euros, hoy han subido un 8 por ciento.   Telefónica se ha disparado un 17 por ciento y ha recuperado los 4 euros por acción.

El Gobierno va a blindar a las empresas que pueden ser objeto de una OPA oportunista por parte de un competidor extranjero. Por eso mismo han bajado hoy las acciones de BME, inmersa en lo que puede ser una guerra de ofertas.  No han subido todos los valores. La aerolínea IAG sigue muy débil.


La Bolsa de Nueva York  sufrió ayer su mayor caída desde el “crash” de 1987, con una pérdida del 13 por ciento.   Los expertos de Goldman Sachs esperan una contracción de la economía de EEEU de un 5 por ciento en el segundo trimestre del año. Pero Wall Street ha comenzado a recuperar el aliento. A media tarde muestra ganancias superiores al 4 por ciento. El presidente Trump ultima un plan de estímulo económico por 850.000 millones de dólares, que debe sumarse a las inyecciones de liquidez de 700.000 millones que ha anunciado la Reserva Federal .


En los demás mercados, vuelve a caer el precio del petróleo. Se paga a menos de 30 dólares por barril. Es menos de la mitad del precio que tenía hace tres meses.  Los analistas de Goldman Sachs ha rebajado su previsión para el precio del crudo hasta 20 dólares por barril. Estima que la demanda de crudo ha disminuido en ocho millones de barriles diarios, justo cuando Arabia ha incrementado sus exportaciones.


Además, ha reaccionado el precio del oro. Cotiza a 1.530 dólares por onza, cuando ayer llegó a 1.460. En el mercado de deuda aumenta la rentabilidad de los bonos al mismo ritmo que bajan los precios. Los inversores venden y optar por hacer liquidez para aprovechar oportunidades en Bolsa. El rendimiento de las obligaciones españolas a diez años se dispara al  1,03 por ciento. Hace pocos días se movía en la zona del 0,20 por ciento. El “bund” alemán ofrece una rentabilidad del menos 0,45 por ciento, lo que lleva la prima de riesgo de España hasta 148 puntos. Por su parte, el bono de Estados Unidos al mismo plazo rinde un 0,84 por ciento.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo