Boletín

¿Cuáles son los colores que más devalúan tu coche?

Si vas a comprar un coche  y piensas revenderlo después debes de tener muy en cuenta su color si no quieres que pierda más valor de la cuenta

Imagen de recurso

 

María Bandera
@Mgbandera

Redactora

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 12:09

Aunque parezca curioso, cuando compramos un coche, además de fijamos en su consumo,  tipo de combustible o tamaño, debemos tener muy presente su color, máxime si estamos pensado en revenderlo pasado un tiempo.

Lo cierto es que el gusto por los colores de los coches ha cambiado con el paso del tiempo. "Antes de 1930, no era raro ver diferentes tonos en un coche, con fuertes contrastes y muy vívidos, pero las crisis y guerras dieron un giro a las tendencias y los colores se hicieron menos llamativos y se redujeron a un solo tono", según explica a cope.es, Esther de Aragón, experta en motor y autora de "GuiaBurros: Comprar un coche eléctrico".

En España e Italia el rojo es un color muy popular

Ya desde principios de nuestro siglo, la tendencia se encaminaba a los colores neutros, "pero con matices". "Son menos planos y cambiantes, mucho más complejos y según el ángulo desde el que se miren, pueden parecer incluso más oscuros o brillantes".

En la actualidad hay una tendencia que arrasa, el mate "al principio con dificultades por el cuidado que requería en cuanto a limpieza aunque hoy ya suponen una elección que no tiene ningún problema".

El color de los coches es tan importante que incluso los propios fabricantes cuentan con equipos específicos "para que estudien esas tendencias y elijan los colores para los nuevos lanzamientos".

¿Cuáles son los colores preferidos? Pues depende. "En general  los países mediterráneos se inclinan por tonalidades más vivas. En España e Italia el rojo es un color muy popular", explica De Aragón. Los Millennials por ejemplo "suelen comprar coches con tonos más atrevidos, aunque casi la mitad se inclina también por blanco y por negro".

El 39% de los conductores se decanta por el blanco

Según un informe de la empresa  Axalta, "el 39% de los conductores se decanta por el blanco, que encabeza el ranking por séptimo año consecutivo". En el caso de China "seis de cada diez coches que se venden  son de este color, mientras en  Europa y en Estados Unidos su cuota ronda el 25%, salvo en España, donde el porcentaje, llega hasta el 35%."

Le siguen el negro y gris. "El negro es el segundo color a nivel mundial, con un 16% de cuota. En Japón, el 22% de los vehículos son negros, mientras que en India es prácticamente inexistente, porque concentra más calor. En este sentido, en Holanda, prefieren el gris y el negro. Hay países  como Turkmenistán donde está prohibido, porque se asocia a la mala suerte".

En el caso del gris, "elegido por el 11% de los clientes a nivel mundial". Está eso sí, empatado con el plata, según Axalta. "Este último es especialmente popular en India", explica Esther de Aragón.

El azul "ocupa un puesto destacado en Europa y Estados Unidos, con un 10% de cuota, mientras que en China es prácticamente inexistente".

Otro factor que influye en la elección del color es el tipo de vehículo. "Pocas personas entenderían un Ferrari o un Lamborghini con tonos blancos u oscuros. El rojo, por ejemplo, parece quedar bien en un Ferrari, y el naranja, en un Lamborghini. Los deportivos suelen llevar colores llamativos porque expresan así también sus altas prestaciones".

La tendencia, en general, es emplear "tonos más llamativos y homogéneos en coches pequeños, mientras que los grandes utilizan más los oscuros metalizados".

Entonces ¿cuál es el mejor color para la reventa de un vehículo?

Como norma general, "los  vehículos con colores populares- blanco, negro, gris o plateado- generalmente, valen más".

Los amarillos pierden un 27% de su valor en los tres primeros años

Todos los coches pierden valor con el paso de los años, pero sorprendentemente como nos advierte la experta, la cantidad de esta pérdida de valor está estrechamente ligada a su color. "Si los vehículos pierden cerca de un 33% de su valor en los tres primeros años, los amarillos lo hacen un 27%, los grises, platas y negros se deprecian entre un 33,5 y un 34%, mientras que los blancos, un 32%. Los tonos naranja y verde también suelen tener buenas cotizaciones, no así los beige, morado y dorado, que se deprecian más".

Beige, morado y dorado, que se deprecian más

No hay que olvidar que para elegir el color de un coche también se tienen en cuenta otros factores como su mantenimiento.  "Por lo general, los vehículos oscuros -sobre todo metálicos- requieren más cuidado que los claros, es más fácil ver rasguños y defectos en ellos con lo que es posible que se necesiten más dinero para mantenerlo". 

Por último también hay quienes relacionan la personalidad con la elección del color,explica Esther de Aragón remitiéndose a diversos estudios:

.- El blanco muestra una cara fresca, joven y moderna al mundo exterior.

.- El negro es para personas más sofisticadas, elegantes, conservadoras.

.- El plata es color de estilo, innovación y seguridad.

.-El gris, muestra dignidad, tradición y madurez.

.- El rojo es propio de personas atractivas, que atrapan y que proyectan acción.

.- El azul es un color alegre que emiten estabilidad, veracidad y serenidad.

.- El amarillo irradia alegría y una actitud positiva.

.- El verde es para personas que no necesitan ir a la última o para aquellos que tienen una especial tendencia por lo natural.

Etiquetas

Lo más