Entre las subidas de Inditex y la caída de Telefónica, la Bolsa sin barrer

El índice Ibex 35 ha conseguido cerrar con signo positivo, aunque por los pelos

La Bolsa intenta frenar la sangría bajista, pero los inversores se limitan a ver los toros desde la barrera

Panel de la bolsa de Madrid EFE

Bolsa de Madrid

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 18:17

El índice Ibex 35 ha conseguido cerrar con signo positivo, aunque por los pelos. Ha subido un 0,24 por ciento hasta 9.306 puntos. Ese dato no demasiado llamativo esconde en su seno algunas historias complicadas. Hoy algunos de los grandes valores del mercado han subido con fuerza, mientras otras han trompicado y de nuevo han caído. Sin medias tintas.  Esta tarde la Bolsa se ha animado ligeramente, ante la posibilidad de que Estados Unidos y China ataquen una nueva ronda de negociaciones sobre aranceles comerciales, lo que puede suavizar la tensión entre ambos países.

Inditex ha respondido con fuertes alzas a la publicación de sus resultados. Han gustado entre los inversores y las acciones de la empresa gallega han cerrado en 26,6 euros con una subida del 4 por ciento. La facturación de la compañía han superado los 12.000 millones de euros con un incremento del 3 por ciento. Y un 3,1 por ciento ha aumentado el beneficio, que supera los 1.400 millones de euros.Alzas también en Repsol, que se beneficia por la subida en el precio del crudo. Hoy el barril de petróleo se acerca a los 80 dólares. Ha subido un 15 por ciento en nueve meses.

Por el contrario, hoy ha lastrado al mercado Telefónica. Ha bajado un 1,6 por ciento hasta 6,68 euros. Cotiza a sus precios más bajos desde hace media docena de años, concretamente desde el verano de 2012. A finales de 2015 superaba los diez euros y hace un año rozaba los 9 euros.  En lo que va del año en curso acumula ya una caída del 15 por ciento.  La razón de este nuevo paso atrás se encuentra en un informe que ha publicado el banco de negocios JP Morgan. Los analistas de la firma han rebajado su precio objetivo para la compañía hasta 6,2 euros, frente a los 8,5 anteriores. Ha reducido su recomendación sobre el valor desde “neutral”  hasta “infraponderar”.  Ha sido todo un varapalo. Sin embargo, algunos inversores institucionales ya consideran que el valor ha alcanzado un precio atractivo y han comenzado a picotear y a tomar posiciones en la operadora.

El presidente de Telefónica, José María Alvarez-Pallete, tuvo que salir ayer mismo a la palestra para defender a la empresa.  Recordó que la compañía es hoy más sólida que hace cinco años y que su valor intrínseco se encuentra muy por encima de la cotización actual.

Entre los unos y los otros, siguen dudando los bancos. La posible fusión  entre las  dos mayores entidades financieras alemanas, Commerzbank y Deutsche Bank, abre la puerta a una nueva oleada  concentraciones en el sector, en el resto de Europa. 

Etiquetas

Lo más