Boletín

Teatro Real y Español reivindican el humor en la ópera bufa 'Je suis narcissite' que desmonta la imagen de la mujer

Teatro Real y Español reivindican el humor en la ópera bufa Je suis narcissite que desmonta la imagen de la mujer

Europa Press

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 14:32

El Teatro Real y el Teatro Español se han unido, por primera vez, en el estreno mundial de la obra 'Je suis narcissiste', una ópera bufa en la que se denuncia, en clave de humor, el narcisismo existente en la sociedad actual con la también se busca desmontar la imagen obsoleta de la mujer.

Precisamente, la idea de 'Je suis narcissiste' nace del encuentro en Viena, en el año 2015, entre la compositora Raquel García-Tomás y la dramaturga Helena Tornero, tras la visita de una de ellas a la casa museo del padre del psicoanálisis Sigmund Freud. Posteriormente, contactaron con la directora de escena Marta Pazos, como ella misma ha rememorado en declaraciones a Europa Press al término de la rueda de prensa de presentación, este 22 de febrero en Madrid.

Pazos ha trabajado en esta comedia "con un lenguaje de comedia y plástico", como ha detallado, en la que confluyen "personalidades narcisistas exageradas" en un ambiente "muy plástico y muy divertido", en el que tampoco faltan las alusiones a las redes sociales, uno de los grandes viveros del narcisismo de la época actual.

"Es una ópera contemporánea, es inevitable hablar de eso porque vivimos en una gran globalidad. Tenemos la vida real y el filtro que le añadimos en redes", ha reconocido, para añadir que la obra está repleta de "personajes de colores", en el que el vestuario adquiere un protagonismo propio, que corre a cargo de Pierre Paolo Álvaro.

Por su parte, Helena Tornero ha destacado la importancia de hacer esta ópera cómica, un género que no es muy habitual en España: "Nos parecía estimulante y una propuesta diferente". Así, 'Je suis narcissiste' está cargada de referencias a los programas radiofónicos de los años 1950, a las películas de Doris Day y las cintas de animación de Tom y Jerry, en las que el discurso musical cumple la función explícita de apoyar y subrayar cada una de las acciones.

En la misma línea se ha expresado García-Tomás, que ha calificado su participación en la obra de "muy estimulante" ya que a los compositores contemporáneos se les relaciona con música seria. "En mi vida normal juego con el humor", ha apostillado. Respecto a la colaboración entre el Teatro Real y el Teatro Español ha señalado que "no se ha dado cuenta de que estaba colorando con ellos al poder crear libremente".

La obra es una producción de Òpera de Butxaca i Nova Creació en coproducción con Teatro Real, Teatro Español y Teatre Lliure, con la colaboración de Mondigromax, la SGAE y el acompañamiento de la Fundació Catalunya Cultura, con el apoyo del Institut de Cultura de Barcelona y el Departament de Cultura de La Generalitat de Catalunya.

Contará con la interpretación de las sopranos Elena Copons y María Hinojosa, el barítono Toni Marsol, el tenor Joan Ribalta y la Orquesta Titular del Teatro Real. También destaca la iluminación de Nuno Meira, la escenografía de Fernando Ribeiro o la estrecha colaboración de la bailarina y coreógrafa Amaya Galeote.

DECLARACIÓN DE INTENCIONES

La obra se estrenará el próximo 6 de marzo en el Teatro Español, una semana marcada por el 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer. "El hecho de estrenar un equipo de tres mujeres ya es una reivindicación", ha destacado Tornero, que ha añadido que "las mujeres tiene trabas en cualquier ámbito y el mundo del arte no es una excepción".

En cualquier caso, ha insistido en que el hecho de que la obra esté protagonizada y escrita por mujeres no puede estar asociado a ninguna etiqueta. "No escribimos para mujeres, trabajamos para el mundo", ha argumentado.

Por su parte, Pazos ha enfatizado en el hecho de que "muchas veces se da la oportunidad a mujeres pero en salas pequeñas o en la pequeña de la grande pero esto es de primer nivel y eso ya es una declaración de intenciones" mientras que García-Tomás ha destacado que la lucha de la generación actual pasa por "la normalización" del papel de la mujer.

Por otro lado, ha destacado el hecho de aunar dos géneros, como la ópera y la comedia, que no son excluyentes, aunque en ocasiones se asocian a una cierta clase social. "Nos falta público joven y de diferentes esferas", ha reclamado. En cualquier caso, se ha mostrado convencida que la obra convencerá a los asistentes.

Lo más