El mejor modelo de bilingüismo para las escuelas

En estas fechas los padres ya tienen elegido el colegio en el que el año que viene comenzarán las clases sus hijos. Muchos ven en el bilingüismo una oportunidad. Pero ¿Cuál es la situación en España?

Niños en clase

 

  • item no encontrado

Redactora de informativos

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 12:14

Para debatir sobre esta gran inquietud hoy se celebra en Zaragoza una jornada bajo el título “Enseñanza binlingüe de calidad, un reto apasionante”.

El problema del bilingüismo viene siendo, según los expertos, el mismo problema de la educación en toda España: cada comunidad tiene su modelo avalado en sus competencias. Eurostat en su último informe asegura que España es el país con menor tasa de adultos bilingües . Sólo el 51% de los españoles entre 25 y 64 años afirma saber otro idioma, 15 puntos menos que la media europea que se encuentra en 66. Sólo el 19% reconoce tener un nivel alto en este idioma, solo por encima de Hungría y Bulgaria.

Esta brecha idiomática, y por lo tanto profesional, quiere paliarse en las nuevas generaciones con una enseñanza pública bilingüe. Pero el primer reto es conseguir profesores formados, debidamente cualificados tanto en el idioma como en metodología. La enseñanza bilingüe se ha desarrollado de manera desigual, hay voluntad y deseo por las administraciones por desarrollar modelos, pero hay grandes diferencias en los distintos programas educativos.

Xabier Gisbert da Cruz es presidente de la asociación enseñanza bilingüe asegura que “Defendemos la existencia de un marco nacional que pueda homologar las enseñanzas de todas las comunidades autónomas, es un reto difícil de lograr aunque seguimos trabajando en ello.” Recuerdan que cada comunidad ha decidido implantar un modelo propio “ tenemos experiencias con modelos con resultados muy positivos, pero no se han seguido esos modelos, cada CC.AA. ha decidido pone en marcha el suyo”.

La clave es el profesorado y su formación y según este experto “pocas administraciones han previsto la necesidad de formar a sus profesores antes de poner en marcha la enseñanza binlingüe. Para enseñar una asignatura en un idioma que no es la lengua materna, hacen falta grandes competencias y hoy en día las CC.AA. le piden un nivel de competencia muy bajo para dar clase en esa lengua”.

El modelo que mejor resultados está ofreciendo es el de la Comunidad de Madrid: “La voluntariedad de los centros para participar, el que el programa atiende al 1005 de los alumnos no deja fuera a ninguno, establece un mínimo de horas, nivel máximo de competencia a los profesores y cuenta con recursos de manera recta.”

Lo más