• DIRECTO

    La Tarde

    Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Boletín

Estos son todos los cameos de Alfred Hitchcock dentro de sus propias películas

El maestro del suspense era experto en 'colarse' en las escenas que él mismo rodaba

Estos son todos los cameos de Alfred Hitchcock dentro de sus propias películas

 

José Luis Panero | Palomitas de maíz

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 17:16

En una cita tan señalada como el 120 cumpleaños de Alfred Hitchcock, est tan buen momento como para recordar sus 37 cameos en su película. Me parece una manera práctica de homenajear al mago del suspense (13 de agosto 1899- 29 de abril 1980), al que tantas veces he citado desde estas mismas pantallas.

También, para liberaros de una exhaustiva búsqueda sobre todas sus apariciones en la gran pantalla, a pesar de que el número no es preciso. No lo digo yo, es que no se conoce con concreción. Lo que sí son precisas son sus 53 películas, entre la etapa británica y la americana.

Por otro lado, uno de los principios básicos de Hitchcock, que le granjeó la enemistad de la mayoría de los críticos de cine, era que debía hacer cine para el público. Su cine se consideraba técnico y su fama de director “comercial” logró que se le tuviera en menor consideración como artista.
 

Estos son los 37 cameos de Alfred Hitchcock en su 120 cumpleaños

Aún así, Hitchcock fue candidato cinco veces como mejor director en los Oscar (Rebecca, Náufragos, Recuerda, La ventana indiscreta y Psicosis), aunque no ganó ninguna estatuilla. Sí la recibió como mejor película Rebecca en 1941. No obstante, resulta significativo que ninguno de sus filmes obtuviese una nominación como mejor película más allá de 1946.

Sin embargo, el -relativo- desapego de la crítica más intelectual no preocupaba demasiado a Hitchcock (en todo caso le fastidiaba, pero no tanto como para intentar ser “más artístico”). El espectador era finalmente el crítico más exigente y “Hitch” consideraba que la mejor crítica para una película era que atrajese a la gente y que la gente saliese contenta de la sala de cine.

Como se sabe, en sus comienzos Hitchcock no andaba bien de dinero y por eso tuvo que trabajar de extra en algunas películas. Después esta idea la incorporó a sus películas y, conocedor del éxito, se limitó a incluirlas al comienzo para no distraer al espectador del argumento. Espero que las disfrutéis.

Lo más