Estados Unidos revive la misma pesadilla: así fue el otro caso George Floyd hace más de 50 años

Reconstruimos los disturbios ocurridos en Detroit en 1967 y que guardan algunas semejanzas con los actuales tras el asesinato de George Floyd

Estados Unidos revive la misma pesadilla: así fue el otro caso George Floyd hace más de 50 años
Jaime Cervera

Redactor

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 04:10

Los recientes sucesos que han tenido lugar en Estados Unidos a raíz del asesinato del ciudadano negro George Floyd a manos de un policía local en Mineápolis han hecho resonar en el país norteamericano el eco de otros tiempos.

Lo que empezó como una protesta directa contra la brutalidad de las fuerzas del orden en un caso concreto se ha ido tornando, con el paso de los días, en una reivindicación más amplia cuya pretensión es desterrar el racismo del corazón de una nación que parece no ser capaz de alejar el fantasma de la xenofobia.

Durante los últimos días, miles de personas se han manifestado en decenas de ciudades a lo largo y ancho del país bajo el lema ‘Black Lives Matter’, las vidas de los negros tienen valor. Lo que podría parecer una exigencia de mínimos retrotrae, no obstante, a las marchas que tuvieron lugar en Estados Unidos en los años sesenta.

Fue en aquella década cuando el llamado movimiento por los derechos civiles alcanzó su cénit en el país norteamericano. Especialmente memorable fue la Marcha sobre Washington, el 28 de agosto de 1963, que incluyó el discurso para la posteridad de Martin Luther King en las escaleras del Monumento a Lincoln: el famoso ‘I have a dream.



Pero hubo otro hecho menos conocido que también marcó la lucha de aquellos años. Se trata de los conocidos como Disturbios de Detroit, ocurridos en 1967. Comenzaron cuando la policía local llevó a cabo una redada en un bar sin licencia del barrio negro de la ciudad. Los agentes esperaban una operación rutinaria, pero se encontraron con una fiesta en la que participaban más de ochenta personas y que había sido organizada por el regreso de dos soldados locales de la Guerra de Vietnam.

La policía tomó la decisión de arrestar a todos los presentes y, mientras organizaba su transporte a la comisaría, varias personas del barrio se congregaron en la puerta del bar. Al estar en superioridad numérica, los vecinos consiguieron liberar a los que iban a ser arrestados.

La indignación de la población negra se tradujo en una serie de saqueos y otros actos de violencia. El gobernador del estado de Míchigan, George W. Romney, pidió la asistencia de la Guardia Nacional y el propio presidente Lyndon B. Johnson respondió enviando al Ejército, en concreto a la 82ª y 101ª División Aerotransportada.

A lo largo de los cinco días que duraron los disturbios, 43 personas perdieron la vida (35 de ellos negros) y otras 1.189 resultaron heridas. Además, se produjeron más de 7.000 arrestos y más de dos mil edificios fueron pasto de las llamas. También durante aquellas jornadas pudieron verse tanques patrullando las calles y francotiradores del Ejército disparando a la población desde las ventanas. Una de las víctimas de los tiradores fue la niña de cuatro años Tanya Blanding.



Algunas semejanzas vinculan los sucesos de Detroit con la situación que Estados Unidos vive estos días tras la muerte de George Floyd. Por ejemplo, ambos gobernadores del estado han establecido toques de queda y ambos han movilizado a la Guardia Nacional de su territorio.

No obstante, hay dos principales diferencias entre ambos disturbios. La primera es que, a diferencia de lo que hiciera el presidente Johnson en 1967, Trump aún no ha desplegado tropas federales en Mineápolis (sí en la propia ciudad de Washington), aunque hace unos días amenazara con hacerlo.

La segunda tiene que ver con la respuesta del resto del país. Si en 1967, los disturbios se limitaron a la población de Detroit, en esta ocasión las protestas se han extendido por muchos puntos de la geografía estadounidense, principalmente en sus grandes ciudades. Un signo, tal vez, de que algunas cosas empiezan a cambiar 53 años después de Detroit.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo 3

Directo Tiempo de Juego

Tiempo de Juego

Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Escuchar
Directo TRECE al día

TRECE al día

Con Jose Luis Pérez y María Ruiz

Ver TRECE