La condena de Al Capone, el mayor mafioso de todos los tiempos

Tal día como hoy, un 24 de octubre de 1931, Al Capone era condenado a once años de prisión y 50.000 dólares de multa por fraude fiscal

La condena de Al Capone, el mayor mafioso de todos los tiempos

 

Redactor de COPE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 04:01

Tal día como hoy, un 24 de octubre de 1931, el gánster Alphonse Gabriel Caponeuno de los más famosos mafiosos de su tiempo, sino el que más, al que todos respetaban y conocían popularmente como Al Capone, era condenado a once años de prisión y 50.000 dólares de multa por fraude fiscal gracias a la existencia de numerosos recibos que le relacionaban directamente con el juego ilegal.

Al Capone, que recibía el sobrenombre de Scarface (caracortada) era natural del distrito neoyorkino de Brooklyn. A muy temprana edad abandonó los estudios para ingresar en una de las bandas de la ciudad que nunca duerme, los Five Points Gang, grupo liderado por el gángster Johnny Torrio.

En 1909, el jefe de Al Capone, Johnny Torrio, se trasladó a Chicago para trabajar bajo las órdenes de su tío, James "Big Jim" Colosimo, pero tras su muerte en mayo de 1920 Torrio pasó a dirigir la banda y Al Capone, su mano derecha. La situación se mantendría hasta 1925, el año en el que el gángster Johnny Torrio se retiró y dejó las riendas del negocio a Al Capone.

Tras un año al frente de la organización, Al Capone se había adueñado de la ciudad del viento después de eliminar a todas las bandas rivales a excepción de dos, la de los Aiello y la de Bugs. La primera se dice que fue eliminada en menos de un mes y los cinco jefes de la segunda fueron acribillados en un garaje en lo que se conoce como la ‘matanza de San Valentín’.

Tras convertirse en dueño y señor de Chicago, Al Capone continuó enriqueciéndose gracias al tráfico ilegal de bebidas alcohólicas, favorecido por la Ley Seca, y a su red clandestina de juego. Negocios que el 24 de octubre de 1931 condenaron a once años de prisión y 50.000 dólares de multa por fraude fiscal.

Tras conocer la sentencia, Al Capone ingresó en la cárcel de Atlanta en 1932, y dos años más tarde fue trasladado al centro penitenciario de Alcatraz.

Al octavo año de condena se le concedió la libertad condicional debido a su deterioro mental y físico y se retiró a su mansión de Miami Beach, lugar donde vivió hasta el día de su muerte, que se produjo el 25 de enero de 1947.

Lo más