También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En La Tarde

La lucha contra el olvido, la lucha contra el Alzheimer

La 'Fundación Pasqual Maragall' necesita 300 nuevos voluntarios de 60 a 75 años para participar en el estudio Alfa. ¿En qué consiste?

Nos lo han explicado en La Tarde, Nina Gramunt, coordinadora del estudio, cuya importancia valoran y mucho los familiares de enfermos de Alzheimer como Xavi Picó que ya participa como voluntario junto a su hermano,"por desgracia tuvimos mucho tiempo para reflexionar porque mi padre estuvo enfermo 14 años. Es un desgaste muy grande y te preguntas ¿qué puedes hacer tú?".


36 millones de personas padecen Alzheimer u otro tipo de demencia en nuestro país, por ello la importancia de la investigación que nos lleve a la prevenció, "25 años antes de que aparezcan los primeros síntomas de la enfermedad, el cerebro ya está experimentando cambios, pero aún no tenemos tets, pruebas infalibles que nos digan quién va a padecer la enfermedad. Por ello el objetivo es buscar esas pistas", dice Nina Gramunt.

"El objetivo de este nuevo llamamiento es contar con la colaboración de voluntarios que sean hijos de personas que hayan sufrido Alzheimer, sabemos que su colaboración, su implicación va a ser mayor" afirma Nina.


¿Cuándo tu padre tiene, ha tenido Alzheimer entra miedo?, la respuesta de Xavi Picó es la que pensamos muchos que estamos en la misma situación, "no, quieres saber si también te va a pasar a tí para poder despedirte de los tuyos, que la enfermedad no te pille desprevenido, contarte los progresos y es importante saberlo para poder hacer las cosas de otra forma".


Entre las pruebas que se realizan, detalla Nina Gramunt están "test de memoria y otras funciones cognitivas como capacidad de razonamiento, orientación,... Recogemos una intensa historia clínica de antecedentes familiares y una única muestra de sangre para estudiar factores genéticos y el ADN. La genética genera preocupación, hijos de enfermos de Alzheimer pueden tener un mayor riesgo de susceptibilidad genética pero no es determinante, en la mayoría de casos no es hereditaria. Sólo hay una forma que depende de una mutación específica que es atípica, que se da en personas muy jóvenes y que representa menos del 1% de todos los casos de enfermedad de Alzheimer. El principal factor de la enfermedad es el propio envejecimiento".

"La vacuna en humanos es un primer paso de una gran maratón y es un primer paso muy relevante, pero es un estudio en fase uno, en estado embrionario. Lo que se está comprobando es que no produzca efectos adversos más preocupantes que la propia enfermedad" resalta la coordinadora del Estudio Alfa.

SE NECESITAN 300 NUEVOS VOLUNTARIOS


La Fundación Pasqual Maragall necesita 300 nuevos voluntarios de 60 a 75 años para participar en el estudio Alfa (Alzheimer y Familias) de detección precoz del alzheimer, en el que ya participan más de 2.000 voluntarios que se están sometiendo a las primeras pruebas.

 La Fundación Pasqual Maragall y la Obra Social de La Caixa iniciaron este proyecto en septiembre de 2012 cuando hicieron la primera llamada para encontrar 400 personas que quisieran participar de forma voluntaria en el estudio Alfa, un completo y ambicioso estudio para la identificación precoz de la enfermedad de Alzheimer.

 La respuesta recibida entonces, con más de 5.000 interesados, permitió poner en marcha el estudio con la participación de 2.000 personas en verano de 2013 .

 Según ha informado la fundación, el estudio Alfa necesita ahora 300 nuevos voluntarios que sean personas sanas y que tengan entre 60 a 75 años, hijos o hijas de personas afectadas por la enfermedad.

 Con la incorporación de este grupo, la intención de los investigadores es ampliar la muestra de participantes con el objetivo de obtener una representación proporcional de la población de interés para el estudio, inicialmente restringida a la franja de edad de 45 a 65 años.

 Los participantes en el estudio realizarán unas pruebas de memoria y otras capacidades cognitivas y una extracción de sangre, y se les entregará un breve informe de su estado cognitivo actual.

 Las pruebas se realizarán en Barcelona y se repetirán cada 3 años.

 En algunos casos, los investigadores solicitarán la realización voluntaria de una resonancia magnética o una punción lumbar.

 El objetivo del estudio Alfa es determinar los factores que influyen en la aparición de la enfermedad para poder prevenir o retrasar sus síntomas.

 El estudio, según la Fundación, aportará conocimiento sobre la evolución de los cambios cerebrales tanto en el envejecimiento sano como en fases previas a la aparición de los primeros síntomas evidentes de la enfermedad y permitirá realizar subestudios dirigidos a detectar factores de riesgo e indicadores que predigan el desarrollo de la enfermedad .

 Hasta ahora más de 1.500 voluntarios han realizado la primera visita, consistente en una evaluación del estado cognitivo y una extracción de sangre para análisis clínicos y obtención de ADN.

 Durante las próximas semanas comenzarán a realizar la resonancia magnética a muchos de estos participantes.

 Los voluntarios interesados pueden contactar por teléfono al 902 33 15 33 o a través de la web www.alfaestudi.org.

La lucha contra el olvido, la lucha contra el Alzheimer

Lo más visto