La icónica imagen que recibirá el Papa este miércoles, tomada por un fotógrafo español en 1957: "Muy grande"

La hija del fotógrafo, Patricia Ferrol, entregará a Francisco la instantánea tomada por su padre hace 64 años, y que reflejaba la llegada de emigrantes españoles a Argentina

Tiempo de lectura: 3’

Un padre y un hijo lloran de manera desconsolada en el Puerto de Coruña mientras despiden con sumo dolor a parte de su familia, que emigraba a Argentina. La instantánea, tomada en blanco y negro el 27 de noviembre de 1957, se convirtió con el paso de los años en una de las más vistas de la historia por reflejar a la perfección los años oscuros que vivía España. Formaba parte del reportaje 'Emigración'.

El autor de la imagen es Manuel Ferrol (1923-2003), un prestigioso fotógrafo gallego de la época, que además se convirtió en el primer operador de TVE en Galicia y, desde 1965, corresponsal del NODO.

Ferrol nunca imaginó que aquella fotografía podía llegar algún día a manos de un Papa. Y así será este miércoles, 10 de noviembre, cuando Francisco recibirá tras la Audiencia General, esta imagen icónica de la migración española dela década de los cincuenta.

Será la hija de Manuel Ferrol, Patricia, quien haga entrega al Santo Padre de la foto en un tamaño 40x40 y una segunda copia reducida: “Estoy encantada, es algo tan grande que tengo miedo a que de pronto pase algo y no pueda entregársela”, confiesa en Aleluya.


ctv-gkt-foto-ferrol

¿Cómo surgió la posibilidad de encontrarse con el Papa?

La posibilidad de que Patricia se encontrara con Francisco en la Audiencia General surgió con rapidez. El germen tuvo lugar la pasada primavera, cuando el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, acompañó al arzobispo de Santiago de Compostela en su visita al Pontífice en el Vaticano.

“En aquel encuentro hablaron de inmigración y de refugiados. Al salir ese tema, me llamaron para pedirme la fotografía de mi padre e ilustrarla en la noticia. Finalmente no utilizaron la imagen, pero vimos que sería impresionante que el Papa tuviera esta foto icónica de la migración”, cuenta Patricia.

En un primer momento, la hija de Manuel Ferrol no contemplaba la posibilidad de entregarle personalmente la imagen al Papa. Pero días más tarde, el Vaticano confirmó a Patricia a través de un mail la posibilidad de acudir a la Audiencia: “Yo soy informática y desconfío de todo lo que me llega. Yo pensé que podía ser un spam. Pero luego vi que la IP era real y que todo estaba bien. Fue cuando contesté. A los dos días me llegó el número de registro para acceder al Vaticano”.

La imagen no vio la luz hasta 1961

A la hora de hablar de su padre, Patricia no puede ocultar su orgullo hacia él: “Mi padre era reportero y fotógrafo. El día que realizó esta foto del padre y su hijo, tenía que hacer otro reportaje diferente, un encuentro de mandatarios europeos. Pero cuando vio aquellas escenas, en la que las familias despedían a sus seres queridos para marcharse, se acercó a su estudio para coger la fotografía y tomar mas imágenes”, explica su hija en Aleluya.

Pese a que fue tomada en 1957, no vio la luz hasta 1961 en el ya extinto 'Ruedo Ibérico' (editorial fundada en París por un grupo de refugiados españoles de la Guerra Civil). Una imagen que durante décadas ha dado la vuelta al mundo y que ha sido expuesta en multitud de muestras en diversas partes del mundo, especialmente en Sudamérica.

Ahora, la instantánea de Manuel Ferrol volverá a adquirir mayor notoriedad cuando el Papa posea las dos copias: “ Estoy encantada y contenta por mi padre. Yo he estado en exposiciones importantes en América pero esto es especial, ya no solo por la parte religiosa, sino porque adquiere un tinte internacional. Es una imagen de la que he recibido muchas comunicaciones de gente que no conozco... Es icónica y ahora estará en un sitio superior”, remarca Patricia, quien ha heredado de su padre su amor a la fotografía.

Religión