El impactante rescate milagroso tras 8 horas en el mar: "Creemos que hubo ayuda divina"

Una joven estaba practicando windsurf y terminó mar adentro debido a la resaca marítima y se salvó gracias a un rescate milagroso y... ¿ayuda divina?

Tiempo de lectura: 2’

Ocurrió durante la noche del pasado 18 de mayo. Verónica, una joven surfista de 29 años, acabó atrapada mar adentro en plenas aguas del Pacífico Sur, a media hora de la costa, a la altura de la bahía de Pichidangui -en Chile-Durante horas estuvo luchando contra olas de más de 4 metros de altura y la resaca marítima no le permitía volver a tierra firme. Solo un rescate milagroso con ayuda divina podía ayudarle.

El caso pasó incluso a tener impacto en los medios, y se han hecho virales, las sorprendentes declaraciones de sus padres. Verónica pasó 8 horas luchando en pleno mar, tratando de volver a la costa, soportando olas de 4 metros que parecían ahogarla. El mar la llevó hacia dentro, debido a la resaca marítima y, por más que lo intentó, no pudo volver a la orilla. 

Según Aleteia, llegó a sentir mucho miedo al ver unas sombras que no sabía identificar. Cuando, sobre las cinco de la tarde en Chile, sus padres vieron que Verónica no volvía, dieron aviso de su desaparición. El aviso llegó a la Armada chilena y pusieron en marcha un dispositivo de salvamento con 2 helicópteros para poder encontrarla.

Fueron horas angustiosas,  los militares recorrieron, palmo a palmo, el mar, tratando de encontrarla. Mientras tanto, la familia y los amigos de Verónica organizaron una cadena de oración, esperando un milagro.

Finalmente, tras 8 horas de búsqueda angustiosa, encontraron a Verónica tumbada en la tabla de surf, a media hora de la costa de la bahía de PichidanguLa rescataron, en una noche con mucho oleaje y baja visibilidad, gracias al Eurocopter AS 532SC. Se trata de un helicóptero que dispone de visión nocturna e infrarrojos, un sistema nuevo y de gran calidad -lo que corrobora la dificultad del salvamento-. 

Carlos Schnaidt, capitán de corneta, contó en la televisión chilena T13 como fue el rescate: “Una vez que avistamos a la víctima, nos dirigimos y efectuamos la maniobra de rescate... se evaluó la condición, que estaba bastante bien (tenía) síntomas de hipotermia menor, estaba despierta y ahí se tomó la decisión de trasladarla directamente al hospital”.

Los padres de la joven quisieron dejar claro en televisión que tenían claro que, al margen de la ayuda de la armada, habían recibido una ayuda divina:  “Nosotros somos gente de fe. Se rezó mucho y creemos en una ayuda divina". Los padres organizaron una "cadena de oración" con familiares y amigos para pedir por el pronto rescate de su hija. Finalmente, pese a la dificultad, pudieron volver a reunirse con ella.

Pero lo más curioso, es que ese mismo día, en Madrid -España-, se producía un acontecimiento paralelo muy importante en esta noticia: la beatificación de la beata Guadalupe Ortiz de Landázuri. Sorprendentemente, esta familia es muy devota de la primera beata del Opus Dei: "Especialmente, ese día se había beatificado en Madrid a una persona que, en mi casa, queríamos mucho, Guadalupe Ortiz. En fín, hubo una cadena de oraciones por intercesión de ella hacia arriba y, sin duda, que todo (la tecnología y la cadena de oraciones) ha ayudado”.

Aunque la pericia de los militares contribuyó al rescate, quizá no fue mera coincidencia que aquel día se hubiera beatificado en Madrid a esa mujer tan venerada por la familia de Verónica. Verónica Blanco, desde la habitación del hospital, grabó un vídeo dando gracias a los soldados que la rescataron: “Gracias a ustedes que estoy viva... especialmente a Manuel Pizarro, que fue el nadador rescatista que se tiró al agua”. El vídeo puede verse aquí.

La joven que luchó duramente intentando volver a la costa/ Instagram-@armada_chile

 

Relacionados

Religión