Este es el lugar donde el primer Papa celebró la primera misa de la historia

En un monte cercano a la ciudad de Antioquía (Turquía) se conserva una gruta donde el Apóstol San Pedro celebró la eucaristía durante su obispado allí

La gruta donde el Apóstol San Pedro celebró sus primeras eucaristías

La gruta donde el Apóstol San Pedro celebró sus primeras eucaristías

Víctor C. Bustillo

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 03 jul 2019

Turquía es un país donde ocurrieron hechos importantes para la historia de la cristiandad, especialmente en Constantinopla, capital del imperio bizantino, la actual Estambul. El Apóstol San Pablo comenzó a evangelizar en la ciudad de Tarso. Otro de los lugares fue Éfeso, donde, según la tradición, vivieron la Virgen María y el Apóstol San Juan. Allí, también se esconde la que se dice que fue la primera iglesia donde San Pedro, el primer Papa, celebró misa. 

La historia acontece cerca de Antioquía, donde San Pedro fue su primer obispo y donde predicaron San Pablo y San Bernabé.  Allí, recibieron por primera vez el nombre de "cristianos" los discípulos de Jesús, según el capítulo 11 de los Hechos de los Apóstoles.

¿Qué sucedió cerca de Antioquía?

Antioquía fue uno de los lugares más importantes para el cristianismo primitivo. San Pedro, el primer Papa de la historia, fundó la llamada Iglesia de Antioquía. San Pedro y San Pablo coincidieron allí en diversas ocasiones, dialogando sobre evangelizar a los paganos o circuncidar, o no, a los cristianos convertidos.

Según la tradición, cerca de Antioquía, en el Monte Starius se encuentra la 'Gruta de San Pedro', donde se dice que el Apóstol celebró misas durante los 7 años que estuvo allí como obispo. Por ello, se trata de un lugar considerado como uno de los primeros templos cristianos. 

Entrada de la gruta

Entrada de la gruta

La gruta también era un lugar donde eran bautizados quienes querían ser cristianos. Se conserva una conducción de agua que conectaba con varios manantiales cercanos y se utilizó durante los bautismos. Actualmente se encuentra inutilizada debido a varios terremotos ocurridos a lo largo de la historia.

Los restos más antiguos que se conservan de la primitiva iglesia son pinturas en la pared y suelos de mosaico del siglo IV. Se conserva también un túnel donde los cristianos se escondieron durante las persecuciones del imperio romano. 

En el interior de la gruta fueron enterradas personas, tanto en el atrio de la iglesia como en su interior, especialmente en la zona del altar. Los cristianos utilizaron el templo hasta la llegada del Islam . Cuando los Cruzados conquistaron Antioquía en 1098, construyeron un altar y remodelaron el templo, agrandando la iglesia

ctv-r8q-dsc 1121

Los Cruzados también edificaron una fachada que fue reconstruida en 1863 por los frailes capuchinos, respondiendo a la petición del Papa Pio IX para que celebrasen allí la Eucaristía. Napoleón III contribuyó a dicha remodelación. 

Actualmente, la iglesia funciona como museo administrado por las autoridades. Se siguen celebrando ocasionalmente ceremonias de culto, especialmente el 29 de junio (Solemnidad de San Pedro y San Pablo) y el 22 de febrero, Solemnidad de la Cátedra de Pedro (que antiguamente se celebrába como su obispado en Antioquía). A diario la iglesia funciona como museo, recibiendo la visita de muchos turistas, especialmente cristianos.

Contenidos relacionados

Lo más