MISA 29 DE JUNIO

Fancisco: "Jesús busca testigos que le digan 'Tú eres mi vida"

Hoy, 29 de junio, el Papa Francisco ha celebrado la Santa Misa de San Pedro y San Pablo.

Papa Francisco

Redacción Religión

Redacción Religión

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 17:42

Jesús "no quiere reporteros del espíritu”, ni mucho menos “cristianos de fachada”: el Señor “busca testigos, que le digan cada día: ‘Señor, tú eres mi vida’”. Lo dijo el Papa en su homilía en la Solemnidad de San Pedro y San Pablo. Recorriendo la vida de estos dos santos apóstoles, el Papa Francisco se centró en nuestro hoy, y afirmó que "ser testigos de Jesús" significa "vivir una historia de amor con Él"

Testigos de vida, testigos de perdón, testigos de Jesús: son los apóstoles San Pedro y San Pablo, que nunca se cansaron de anunciar, de vivir su misión y de dar testimonio de Cristo “hasta el final”, entregando su vida “como mártires”. En torno a estas tres cualidades de los santos apóstoles el Papa Francisco desarrolló su homilía en la Misa presidida en la Basílica de San Pedro en la Solemnidad de san Pedro y San Pablo, Patronos de Roma, en el sábado 29 de junio.

Lee aquí la Homilía del Papa Francisco

Desde la tierra de Jesús hasta Roma los santos apóstoles dieron testimonio del Cristo Viviente. Y ¿por qué testigos de vida? El Papa Francisco señaló que aunque sus vidas “no fueron cristalinas y lineales, ambos eran de ánimo muy religioso”, pues Pedro fue “discípulo de la primera hora”, y Pablo “defensor muy celoso de las tradiciones de los antepasados”.

En la conclusión de su homilía el Obispo de Roma saludó con afecto a la Delegación del Patriarcado Ecuménico que según la tradición cada año comparte la alegría de esta Solemnidad en la Basílica de San Pedro. Su presencia, dijo, “nos recuerda que tampoco podemos ahorrar esfuerzos en el camino hacia la unidad plena entre los creyentes, en una comunión a todos los niveles. Porque juntos, reconciliados por Dios y perdonados mutuamente, estamos llamados a ser testigos de Jesús con nuestra vida”, finalizó.

Lo más