PREVIA

Nueva oportunidad para Castella, El Payo y Juan Pablo Sánchez en La México

La México anuncia hoy domingo a tres diestros que ya actuaron en la primera parte de la Temporada Grande.

Momento de la cornada sufrida por El Payo en La México el pasado noviembre

Momento de la cornada sufrida por El Payo en La México el pasado noviembreEFE

Redacción TorosAgencia EFE

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 21 ene 2019

Se inicia la nueva entrega de la Temporada Grande con la idea de premiar a algunos de los destacados de las diez primeras corridas, haciéndoles figurar en esta final de año taurino, combinados en el cartel con figuras de la tauromaquia.

No hay duda de que Juan Pablo Sánchez dejó con ganas de más a los aficionados el pasado 9 de diciembre. Esa tarde, aunque la puerta grande fue para Antonio Ferrera, la excelencia la puso el torero del central estado de Aguascalientes.

Las dos tandas que ejecutó en el centro de ruedo con su primer toro, destacan entre los momentos más relevantes de lo que llevamos de temporada. La evolución de Juan Pablo Sánchez hacía a una lidia canónica, en la que no hay espacio para innecesarios tremendismos, no defrauda a quien la contempla. 

De figura erguida y gestos sobrios, Sánchez parece estar listo para brillar en Europa. En 2012 confirmó en Las Ventas dejando una magnifica impresión, especialmente de su temple toreando al natural. Anteriormente, en 2010, fue el vencedor del ciclo taurino de novilladas de la plaza de toros de Madrid, la más importante del mundo.

Por su parte, Octavio Garcia "El Payo" acabó en enfermería en las dos corridas que tuvo el torero mexicano. En ambos casos una mala decisión, dejar la muleta atrasada, provocó los percances. Esta es, entonces, la tercera oportunidad pues para El Payo del que se espera mucho una temporada más en Ciudad de México.

La tarde la abrirá el matador Sebastián Castella. En su primera comparecencia de esta temporada no destacó a pesar de lidiar tres animales, ya que solicitó uno de regalo. El de obsequio resultó un gran toro de Julián Hamdan al que Castella tan solo supo sacar juego con una gran tanda de naturales.

Se da la circunstancia que este mismo cartel, en esta misma plaza, se dio en noviembre de 2011, el día que Juan Pablo Sánchez confirmó su alternativa, con Sebastián Castella de padrino y Octavio García "El Payo" de testigo.

Frente a los tres toreros estará el hierro de Fernando de la Mora, habitual de las grandes tardes de figuras cuando la anterior administración regía el coso capitalino. La nueva relegó a esta divisa a corridas secundarias. Y es que en ambos casos ha dejado una muy pobre impresión por la espantosa presentación y la ausencia absoluta de casta.

Los toros de Fernando de la Mora representan mejor que ningún otro ganado bravo mexicano, la política genética de algunas empresas ganaderas que prioriza la búsqueda de nobleza y clase como característica primaria, un toro de embestida suave y clara, muy propicia para el triunfo de los matadores pero que ha ido perdiendo casta, bravura y trapío de manera notoria.

Hace casi un año, en febrero de 2018, Fernando de la Mora mandó su último encierro completo a la Plaza México, unos toros de muy decepcionante presentación y juego.

Lo más