• Miércoles, 06 de diciembre 2023
  • ABC

COPE

Silvia Pérez Cruz: "A las personas nos cuesta parar"

Audio

Madrid

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 06:23

Para los que vemos la vida como un escenario es muy gratificante saber que además de intérpretes, somos parte del guion. Y es que dentro de los diferentes personajes que hay en una obra, podemos elegir ser los protagonistas o depende como nos sintamos, pasar a un personaje secundario. Lo que no es fácil es convertirnos en banda sonora. Para eso hay que tener mucho arte y saber que “Toda la vida, un día” puede ser nuestra función. Hoy nos ha ayudado a Poner las Calles con Carlos Moreno 'El Pulpo', Silvia, una mujer que es capaz de convertir la voz en sentimientos.

Este programa, por las horas a las que se realiza, nos provoca un punto de adrenalina elevado. Sabemos que la gran mayoría de los ponedores necesitan vitaminas, tanto para descansar como para despertarse con mucho ánimo. Y por ello, la música que solemos poner suele ser muy animada. Sin embargo, las composiciones de Silvia Pérez Cruz son más bien medio tiempos.

Su nuevo trabajo se titula “Toda la vida, un día”. “Un álbum que representa una vida entera ordenada en cinco movimientos, como si se tratara de la infancia, la juventud y la madurez” Son cinco movimientos que tienen una sonoridad distinta.

“Yo se que en estos tiempos que corren, un disco así es imposible porque a la gente le cuesta parar, pero me gusta confiar, me gustar pensar que habrá gente que escuche canciones sueltas o personas que estarán esos setenta minutos escuchando el disco o lo escuchan por capítulos o por movimientos, dependiendo del estado de ánimo que uno tenga.”

Las canciones se asemejan a momentos de la vida. “El nacimiento es la última etapa, las dos últimas canciones: una nana y luego una improvisación en coro, como la unión de las soledades, una improvisación colectiva que fue como un despertar, un nacimiento”. El cuarto movimiento refiere a la vejez que llevaría a la muerte, una despedida de la vida brindando hacia delante, así como una cancíón de despedida.

Cuando un artista nos muestra una nueva parte de su obra, normalmente es porque ha convivido con una tormenta interna que solo se apacigua sacándola fuera. Para la artista, este nuevo disco es una manera de vivir las penas y las alegrías. Cada disco representa una etapa de su vida, en este caso, ha sido su cumpleaños número 40 y ha comprobado que puede ver las etapas del pasado y entender de cerca otras que no entendía y hacer así una reivindicación de las edades.

Un disco en el que hay fusión de dos de sus artes, como son la canción y la interpretación. “Mi madre siempre me ha invitado a ponerle color y a imaginarme la música con los ojos cerrados. Cada vez intento disfrutar más mis canciones a nivel interpretativo, con una artesanía, con otro tempo y extraer cada parte de mi misma. Las palabras que escribo son desde un sitio nuevo, una etapa nueva.”

A veces somos el contenido y en otras el continente. "En el último espéctaculo hablo de eso, cuando canto encuentro mi sitio, me acuerdo de quien soy, de quien he sido, ese dialogo entre el personaje que tenemos para sobrevivir y ese estado en el que me siento totalmente a salvo en el escenario, me cuesta ponerle palabras."

Silvia lo tiene muy claro, "ella es la canción misma, la persona que está encima del escenario."

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo