Boletín

Un venezolano, en España: "Maduro persigue a todos los que piensan distinto a él"

Giovanni Provenza ha contado en 'Mediodía COPE' las penurias que pasan su familia y su entorno en Caracas

 

COPE.ES

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 18:11

 Nicolás Maduro inicia este jueves, como fija la Constitución Venezolana, su segundo mandato de seis años. Y lo hace, como siempre, rodeado de polémica. Un mandato sin reconocimiento internacional. España, entre otras democracias, no tendrán ningún representante oficial en la toma de posesión y no lo van a reconocer como Jefe de Estado. Una toma de posesión que va a tener lugar en el Tribunal Supremo de Justicia y no en la Asamblea Nacional,  donde no tiene apoyos.

Maduro sigue en su línea: ya ha dicho que no descarta acciones radicales contra el Parlamento y contra dirigentes opositores por las críticas sobre la legitimidad de su reelección presidencial. Maduro jura hoy su cargo en mitad de una de las crisis migratorias del país más graves de los últimos años. Un dato: La ONU cifra en tres millones los exiliados venezolanos en todo el mundo, y más de 150.000 se han exiliado a España desde que Maduro llegara al poder.  En el último año por ejemplo se ha llegado a disparar un 60% la inmigración venezolana. En España, es la comunidad que mas crece. Detrás de estas cifras hay historias de personas que tienen que dejar Venezuela, ya sea por la grave situación económica, social o humanitaria.

Es el caso de Giovanni Provenza. Él estudió medicina en Caracas y lleva cuatro años ejerciendo aquí en España. El joven ha contado este jueves en 'Mediodía COPE' que hoy es un día negro porque un presidente se va a "autoproclamar" de forma ilegítima. "Lidera un Gobierno que con el control de la maquinaria del Estado y de las Fuerzas Armadas persigue a aquél que piense distinto a ellos", ha asegurado.

Giovanni asegura que se vino a España por la difícil situación en su país. "Yo formaba parte de una asociación de médicos que denunciábamos la situación precaria de la salud en Venezuela y la emergencia nacional. Un compañero mío fue torturado y muchos otros, como yo, se han exiliado". El joven no piensa ahora en volver a su país: "En la calle te pueden robar o matar y hay desabastecimiento de medicinas o alimentos. Mi padre, por ejemplo, no puede acceder a su insulina y se la tengo que enviar desde España". 

¿Y qué puede pasar en el futuro? Giovanni asegura que la gente no sabe lo que va a pasar. "Este gobierno hace cualquier cosa para mantenerse en el poder. Pero los venezolanos mantienen la esperanza de que las circunstancias cambien y las cosas mejoren", ha dicho.  

Lo más