Boletín

El anciano de 90 años que busca compañeros para formar orquesta

 Por causas de edad José Luis Donato se ha quedado sin compañeros de orquesta. Desde 'Mediodia COPE' le echamos una mano

Audio

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 16:19

Nos situamos en Valladolid. Hay disciplinas para las que la edad no es ningún impedimento. Y para el arte no hay límites, tampoco para la música. Eso lo sabe y lo ejerce cada día nuestro protagonista. Se llama Donato y toca el violoncello. Lleva 83 años abrazado a este instrumento. Con este dato te preguntarás cuántos años tiene Donato Pues acaba de cumplir 90. Eso no le condiciona prácticamente nada. Sí que le ha surgido un pequeño inconveniente que quiere resolver y para lo que vamos a tratar de ayudarle.

Donato es de Zamora. Su padre tocaba el contrabajo y le contagió la pasión por la música. Apenas tenía 7 años cuando comenzó a tocar el cello. Llegó ese momento que han vivido muchos estudiantes de música. No deja de ser un gran dilema. Seguir con la carrera instrumental o acudir a la universidad. Donato estudió derecho y aprobó las oposiciones a juez. ¿Quién fue su fiel compañero durante aquellos largos meses de preparación? Sí, el violoncello y uno de los compositores que ha compuesto las piezas más bonitas para este instrumento, Johan Sebastian Bach.

Sin abandonar nunca el cello, Donato ha pasado por varios juzgados. Ha ejercido como magistrado en Torrelavega, Gerona, Burgos y Valladolid. Cuando se jubiló intensificó una afición que nunca abandonó. A sus 90 años es un hombre pegado a un cello. Y es un instrumento para el que se han compuesto muchas obras como solista, como la suite de Bach pero a Donato le gusta la música de cámara y busca compañeros que compartan su pasión.

Donato tiene 90 años y busca compañeros para completar un cuarteto de cámara y es que claro, se ha ido quedando sólo por las razones de la edad. Compañeros que se van “como el padre de la profesora de piano, que dejó Valladolid para irse a Madrid. Después había un comandante militar pero falleció y un violinista que también falleció”.

Es un camino difícil porque Donato no encuentra compañeros de su edad que le acompañen. De momento no se ha puesto en nadie en contacto pero espera que este altavoz funciona “que Dios y Santa Cecilia nos oiga”.

Aunque Donato no se dá por vencido y se muestra feliz con su chelo “como dijo Cervantes en su famoso Quijote, donde hay música no puede haber nada malo”.  

Lo más