Audio

Los españoles en Tinduf hablan de tranquilidad después de las alertas por secuestro

 Ángela: “Ni España ni Argelia se ha puesto en contacto con nosotros”

Tiempo de lectura: 2Actualizado14:00

El Ministerio de Defensa alertó la semana pasada de riesgo inminente de atentado contra españoles en Tinduf, la ciudad argelina al suroeste del país donde están los campos de refugiados saharauis.

A pesar de esta advertencia, 320 españoles se desplazaron hasta allí. Una de ellas es Ángela Carrillo, de Elche, con quien hablamos en Mediodía COPE la semana pasada cuando estaba casi a punto de subirse al avión en dirección a Tinduf.

Ángela lleva muchos años trasladándose a la zona. Su familia es una de las que en verano acoge a niños saharauis que vienen en vacaciones a España.

En Mediodía COPE, Ángela ha explicado que hay un ambiente de tranquilidad en el campo de refugiados en estos momentos. “Hay aquí lo hemos hablado pero como la sensación es de total tranquilidad y paz, tampoco nos ha sacado de nuestro trabajo normal y nuestras actividades normales. Nosotros lo estamos viendo con absoluta normalidad”.

Ha confirmado también que durante su estancia en Tinduf, ni las autoridades españolas ni las argelinas se han puesto en contacto con ellos para trasmitirles ninguna alerta sobre riesgo de secuestro de españoles.

Ángela lleva 25 años viajando a la zona y aseguraba que esta vez no ha encontrado ninguna diferencia en la seguridad con respecto a otros años. “Estamos exactamente igual que estábamos el año pasado. Los mismos sistemas de seguridad que se empleaba en el año pasado se emplean éste y no hemos sentido ningún tipo de diferencia” asegura.

También se ha referido a las últimas informaciones publicadas el pasado lunes, que hablaban de un posible riesgo de secuestro a españoles: “Nos llegó por parte de los de los medios de comunicación españoles ya que tenemos acceso a ellos la información de que había una alerta. Y nos llegó también el desmentido de Argelia diciendo que ellos desde luego en ningún momento habían habían dicho nada”.