¿Qué le pasó a la tortuga laúd que apareció sin vida en Fuerteventura?

En el interior del animal se encontraron: plásticos, redes, nylon y hasta una colilla. Pero la causa de la muerte no fueron estos elementos

Audio

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 17:59

Todo esto se ha encontrado en el estómago de una tortuga laúd: una bolsa de plástico transparente de fruta de supermercado, fragmentos de cuerdas, redes y nylon, una colilla y trozos de más bolsas y envoltorios plásticos de diversos tipos y colores. Hay que destacar que la presencia de esta especie en aguas de Canarias es esporádica y generalmente asociada a la llegada de bancos de medusas, pero la aparición de animales varados en tan buen estado es inusual.

Es cierto que el animal no murió por haber tragado todo esto, pero sí que es una evidencia clara de toda la basura que hay que en mar. Esta tortuga mide, atención, dos metros de largo. Pesa 300 kilos. Y fue encontrada a finales de enero a poco más de un kilómetro mar adentro en Matas Blancas, en Fuerteventura. Fueron los miembros de una empresa de motor acuáticas los que los que dieron el primer aviso, al ver algo grande, flotando en el mar, y que podía suponer un riesgo para alguien que estuviera navegando. Aquel “objeto” resultó ser el caparazón de una tortuga laúd, la mayor de las tortugas marinas.

Ana Liria Loza es doctora en biología experta en tortugas e investigadora de la Universidad Las Palmas de Gran Canaria. Nos cuenta que lo que se encontraron en el estómago del animal es a consecuencia de que este tipo de tortugas "se alimentan de medusas y las bolsas se parecen a ellas". Este gran ejemplar de toruga marina es un claro ejemplo del gran problema que invade nuestros mares y océanos: la basura. Ana Liria comenta que "estamos estudiando cuánta basura aspiran para comprobar todo lo que lanzamos al mar". Basura que provoca que muchos ejemplares de distintas especies marinas, al igual que el ecosistema marino muera y se deteriore. 

En directo2

El Partidazo de COPE

Con Juanma Castaño

Escuchar