Boletín

¿Podría ocurrir en España un apagón como el de Uruguay y Argentina?

Las causas del apagón de este domingo se están investigando

Audio

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 17:57

En Argentina y Uruguay la pantalla se fue ‘a negro’ este domingo, después de que sus viviendas, sus calles, sus ciudades quedaran sin luz. Un horror casi apocalíptico que se debió a un apagón histórico que afectó especialmente a ambos países. Y es que en ocasiones como esta, es cuando somos conscientes de lo dependientes que somos de la energía eléctrica. Por fortuna, la normalidad ha vuelto a Sudamérica, pero el incidente se continúa investigando a estas horas, pese a que se descarta que se haya debido a un sabotaje. ¿Cómo se ha podido producir? ¿Podría ocurrir en países como España o en Europa?

El catedrático de Ingeniería Eléctrica de la Universidad Politécnica de Madrid, Fernando Garnacho Vecino, ha explicado en ‘La Tarde’ que “el control de la potencia de la red en cada instante por parte del operador del sistema es constante. De esta manera, se tiene que hacer un balance constante entre la potencia que se demanda y la que se genera.”

El experto en energía ha remarcado que, en países como España, “no notamos si la potencia decrece, porque contamos con reservas suficientes que compensan ese déficit. Pero si una central interrumpe la potencia de manera significativa, el operador del sistema es incapaz de lograr ese balance. Eso fue lo que pudo ocurrir en Argentina.”

Garnacho ha apuntado que en España existe una probabilidad muy baja de que ocurra un hecho parecido al país Latino: “Contamos con una potencia extraordinaria. En caso de que hubiera algún fallo de potencia en una central, no cubriría el porcentaje de caída ocurrida en la red Argentina. En España está más distribuida la potencia y da más estabilidad, ya que un pequeño fallo no se nota mucho.”

A ello se suma que las eléctricas y la reglamentación permiten una mayor fiabilidad, “ya que se realizan comprobaciones periódicas para conocer su estado.”

Lo más