• DIRECTO

    La Tarde

    Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Nueva York: una ciudad tomada por las ratas

Dos años después de que apareciera la plaga, el problema lejos de solucionarse, va a más

Audio

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 17:48

A cada madrileño le corresponden un total de seis ratas. Una cifra nada desdeñable, pero muy inferior a la de otras grandes ciudades como Nueva York, donde la especie campa a sus anchas por sus calles. Tanto es así que los neoyorkinos se han acostumbrado a su presencia. El problema comenzó hace unos dos años, cuando el alcalde de Nueva York destinó del presupuesto municipal una partida de 32 millones de dólares en un programa para erradicar la plaga, pero no ha funcionado. El problema de hecho va a más. El sistema de recogida de basuras no ayuda a paliarlo, a lo que se suma el aumento de la construcción y el cambio climático. Y es que al tener inviernos más suaves, las ratas aceleran su proceso de reproducción.

Los expertos han intentado de todo. Lo último ha sido arrojar en cada madriguera hielo seco en cubos. En realidad es dióxido de carbono en estado sólido para que, cuando la rata duerme, se asfixien. Rocío Segura es una española que lleva nueve años viviendo en Nueva York, y ha confesado en ‘La Tarde’ que se  ha encontrado con muchas ratas en la ciudad: “Sobre todo al principio, pero últimamente no tantas. Me las encuentro por la noche en los basureros, en las esquinas y en zonas oscuras.”

Rocío, que se dedica a la fotografía, asegura que tras casi una década, está acostumbrada: “De hecho, aquí nos dicen que si ves una rata en Nueva York y no te asustas, es que te has vuelto neoyorkina. Algo así me ha pasado”, relata entre risas.

Pese a que muchos lo llevan con filosofía, lo cierto es que es un problema: “Uno de los motivos es el sistema de recogida de basura, ya que los camiones solo pasan tres veces a la semana. También hay demasiada suciedad en las calles.”

Lo más