Boletín

Los expertos aseguran que despertarse como consecuencia de la luz solar, es beneficioso para nuestro sueño

La Sociedad Española del Sueño se muestra favorable a mantener el huso horario de invierno todo el año

Audio

 

COPE.es

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 18:58

Ha llegado el verano, y con ello el calor intenso. Además, nos hallamos en los días con más luz solar del año. La combinación de ambos factores hace que en muchas personas se resienta el sueño. Generalmente, los españoles duermen con las persianas cerradas para quedar en penumbras, y evitar que la luz penetre en la habitación. No obstante, los expertos recomiendan lo contrario, que sería beneficioso permitir la entrada de luz solar para evitar despertarnos por la mañana de manera abrupta.

Así lo ha expresado en ‘La Tarde’ la coordinadora del grupo de Cronobiología de la Sociedad Española del Sueño, María José Martínez: “Cuantas más horas estemos expuestos al sol, mejor. Pero ojo, esto no quiere decir que tengamos que tomar el sol. Son cosas muy distinta, porque esto último es perjudicial, y más ahora en verano. Por eso, recomendamos dormir con las ventanas abiertas, siempre que no haya una luz artificial exterior que nos pueda perjudicar, como una farola o un luminoso.”

No obstante, en España aplicar estas estrategias del sueño es complejo, ya que en estaciones como en verano, anoche muy tarde y amanece pronto: “Es cierto que nos gusta alargar el día y estar por la noche, pero debemos adaptarnos al ciclo de la luz solar. Y algo que no debemos hacer es por la noche, después de todo el día en una oficina con luz artificial, es encender la televisión o manejar los móviles o dispositivos que emiten luz potente. Esto hace que nos acostemos más tarde y la calidad del sueño sea peor. A partir de por la tarde, siempre que se pueda, debemos reducir el impacto de estas luces, para ir acercándonos a las horas de sueño.”

Por otro lado, Martínez ha abogado por que en España se mantenga en el huso horario de invierno todo el año, para de esta manera ajustarnos mejor al horario europeo: “Si lo hacemos así, en invierno amanecerá antes y en verano anochecería también un poco antes. Decirle a un niño pequeño que se acueste en verano a las nueve de la noche, a pleno sol, es una operación altamente complicada.”

Lo más