Hablar con uno mismo se ha convertido en una práctica terapéutica

A veces sorprenderse hablando con uno mismo nos puede parecer hasta embarazoso, pero tiene muchos elementos positivos 

 

COPE.ES

Tiempo de lectura: 1' Actualizado 22:16

“Ay, que no se me olvide...Tengo que ir a recoger la chaqueta azul de la tintorería, Ah y a ver si termino ese informe para mañana, aunque bueno, ¿Y si lo aplazo una semana más? No, no, mejor que no...Por cierto, ¿Dónde he dejado las llaves del coche?... ¡Y casi se me olvida otra vez! Mañana es el cumpleaños de mi madre y aún no le he comprado nada”

Tenemos miles de conversaciones como estas a lo largo del día. Normalmente son temas que nos preocupan, pero otras veces simplemente son cosas que consultamos con nosotros mismos. A veces sorprenderse hablando con uno mismo nos puede parecer hasta embarazoso, pero si lo hace tanta gente ¿Puede ser que le estemos dando demasiada importancia y que en realidad sea hasta saludable? Pues nada lejos de la realidad...y es que hablar con uno mismo se considera terapéutico y nos ayuda a mantener nuestra mente en forma.

Mercedes Bermejo es coordinadora de la sección de psicología clínica y la salud del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid y ha estado en 'La Tarde' para descubrirnos algunas ventajas de hablar con uno mismo. “Un discurso propio tiene muchos beneficios para mejorar el lenguaje y también mejorar la capacidad cognitiva. Es una forma de mantener en orden todos los elementos de nuestra vida diaria y así mantener nuestra memoria entrenada”.

A pesar de estos beneficios, María Bermejo señala cuando tenemos que preocuparnos con una autocharla: “Es fundamental que este tipo de conversaciones sean constructivas, que nos esté sirviendo para algo. Si en ese discurso estamos insultándonos y machacándonos a nosotros mismos es un verdadero problema”.

Lo más