Más directos
Programa - La Tarde

La Tarde

Pilar Cisneros y Fernando de Haro

Lunes a viernes de 15h a 19h

El duro testimonio de José, el profesor venezolano que no tiene dinero ni para comprarse unos zapatos

Un mensaje suyo en las redes sociales con la imagen de sus zapatos destrozados ha dado la vuelta al mundo 

 

  • item no encontrado

Redactor de cope.es

Tiempo de lectura: 2' Actualizado 17:42

Venezuela vive una situación límite. El equipo de 'La Tarde' lo pudo comprobar cuando realizaron el programa desde Cúcuta, la ciudad colombiana que hace frontera con Venezuela y donde se sitúa el Puente Simón Bolívar por donde pasan miles de personas al día. La situación es tal que los venezolanos cruzan diariamente la frontera en busca de alimentos, medicinas, tarjetas prepago, productos de limpieza, que incluso llegan a estar bajo llave. Tratan de ganarse la vida como pueden. Como José Ibarra, un profeso de Universidad que gracias a un tweet ha dado a conocer al mundo su dura situación y la de muchos otros profesores. 

La imagen en la que mostraba el estado de sus zapatos, rotos, viejos y apenas sin suela se ha convertido en viral. Adjuntaba un pequeño texto: "No me da pena decirlo: con estos zapatos me traslado a la UCV a dar clase. Mi sueldo como profesor universitario no me alcanza para pagar el cambio de suela pues sale en 20 millones"

José es profesor en la Universidad Pública de Venezuela y asegura que su tweet fue escrito desde el corazón: "No sabía el impacto que iba a tener este mensaje cargado de frustración por tanto tiempo de estudio. No tenía cómo arreglarlos para venir a dar clase. Sin embargo, los venezolanos seguimos siendo solidarios y me están donando zapatos para otros profesores". 

Esto le ha hecho entender la grandeza del ser humano: "Eran zapatos que contaban una realidad que nadie se atreve a contar. Además, no lo puse para dar lástima, sino para que vean que somos profesores que hacemos un esfuerzo constante para salir adelante". 

José vive el día a día de un país que cada día se rompe en más pedazos, sin un rumbo fijo: "No hay alimentos, no tenemos maneras de cambiar nuestra vestimenta, generalmente ves gente muy delgada, con ropa desgastada, con zapatos rotos. Gente que no puede comer, ni alimentar a sus hijos. Es una fotografía de Venezuela que yo jamás había visto, es la primera vez que pasamos por esto".

Etiquetas

Lo más