"Es complicado decir quién descubrió La Antártida, pero no fueron los tripulantes del español San Telmo"

Se cumplen 200 años del avistamiento de La Antártida. Su descubrimiento no puede atribuirse a una única persona. Charlamos con el experto Javier Cacho.

Audio

 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 19:16

Vientos de hasta 300 kilómetros por hora. Temperaturas por debajo de los 50º bajo cero. Y un mar embravecido difícil de atravesar.

  • “No diré que era imposible avanzar más hacia el sur. Yo que tenía la ambición no solo de ir más lejos de lo que nadie había llegado antes, sino tan lejos como podía llegar un hombre. Pero intentarlo habría sido una empresa peligrosa y temeraria”, se indica en las anotaciones del Capitán Cook.

Llegar hasta el lugar más frío e inhóspito del planeta era imposible hace siglos. Los barcos de vela que se se acercaban a los hielos del sur lo hacían de forma involuntaria. La tempestad les obligaba a desviar sus rutas.

Pero las noticias que llegaban de la existencia de un continente de hielo atraía cada vez más. Los exploradores se lanzaron a su búsqueda.

  • Muchos lobos de mar se apuntaron a una aventura incierta. A anuncios como el del capitán Shackleton, publicado en el London Times: “Se buscan hombres para viaje peligroso. Sueldo bajo. Frío extremo. Largos meses de completa oscuridad. Peligro constante. No se asegura retorno con vida. Honor y reconocimiento en caso de éxito”.

Meses y meses de travesías por el océano y no hallaban nada. Pasaron años, incluso siglos hasta que La Antártida se dejó ver. Se escondía entre las brumas y las nieblas heladas.

Su descubrimiento no puede atribuirse a una única persona. Varios navegantes la avistaron con días, incluso meses de diferencia. Pisaron su tierra helada en 1820. Ahora se cumplen 200 años.

Se lo debemos en parte a Fabian von Bellingshausen, de la Armada Imperial Rusa, que la avistó el 28 de enero de 1820, o a Edward Bransfield y a William Smith de la Marina británica, que lo hicieron el 30 de enero de 1820.

La Tarde de COPE ha conectado con la Antártida. En la base científica búlgara se encuentra el físico Javier Cacho, autor de varios libros sobre los antiguos exploradores, así como uno de los mayores expertos en la Antártida y su historia.

"Es complicado decir quién descubrió la Antártida", dice Cacho, “pero no es cierto que fuesen los tripulantes del navío español San Telmo los primeros que pisaron el continente blanco, ya que perecieron cerca de la Antártida y no hay pruebas de que sobreviviesen un tiempo”.

  • Los restos del San Telmo fueron hallados por la tripulación del Williams. En el cuaderno de bitácora del capitán inglés Robert Fildes se indica: “Un cepo de ancla con aldaba de hierro y encabillada en cobre...botavaras con velas aferradas y otras vergas... fueron encontradas aquí, a modo de melancólicos despojos de algunos pobres individuos desafortunados (...). Ha sido identificado y probado que perteneció a un español de 74 cañones, que fue enviado alrededor del Cabo de Hornos y del cual nunca más se ha sabido desde entonces”. El navío San Telmo desapareció en septiembre de 1819 con 644 tripulantes a bordo.

La Antártida se convirtió hace siglos en una atracción para los foqueros y balleneros. Hoy los únicos asentamientos humanos son científicos. Un testigo de ello es el propio Javier Cacho, que ha mostrado a La Tarde su entusiasmo y su pasión por el continente helado. “Me gustaría ser poeta para poder expresar lo que se siente aquí”, termina diciendo Cacho.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

Lo más

En directo 2

Directo TRECE Al Día

TRECE Al Día

Con Jose Luis Pérez y María Ruiz

Ver TRECE