• DIRECTO

    Tiempo de Juego

    Con Paco González, Manolo Lama y Pepe Domingo Castaño

Audio

De Haro a las 18: "Sánchez no puede pretender que Ciudadanos cambie sin posición sin hacer nada"

La cultura de los partidos españoles es tan ajena a los pactos que, después de que el sábado se eligieran a los alcaldes, las noticias son las rupturas

Fernando de Haro

'La Tarde'

Madrid

Tiempo de lectura: 2Actualizado18:35

"La cultura de los partidos españoles es tan ajena a los pactos, que hoy lunes, después de que el sábado se eligieran a los alcaldes las noticias son las rupturas. Ciudadanos ha roto con Valls por haber apoyado a Colau en el ayuntamiento de Barcelona. ¿Hubiera preferido Rivera que el sábado hubiese sido elegido Maragall, un hombre de ERC? Ya sabemos quien es Colau, hoy ha puesto el lazo amarillo otra vez en el Ayuntamiento. Pero la política es siempre el bien posible. Vox también rompe, rompe las negoiaciones con el PP para el Gobierno de la Comunidad de Madrid porque no le han dado concejalías en el Ayuntamiento de la Capital

Y Vox amenaza también con presentar una moción de censura en Granada donde le dio la alcaldía el sábado a Luis Salvador de (Cs). Estamos a lunes y ya están hablando de una moción de censura. El veto después del pacto, por los sillones. Una de dos, o Vox pacta mal y todo el mundo le engaña o Vox pacta para romper. Ninguna de las dos soluciones deja bien al partido de Abascal.

El veto después del pacto, o la investidura sin pacto, que es parece lo que está buscando Sánchez. Esta mañana Ábalos, que habla por boca de Sánchez, nos ha dicho que el presidente en funciones va a presentarse pronto a la investidura.

Ábalos ha sugerido que Sánchez se va a presentar a la investidura como se presentó a la moción de censura, esperando a ver que sucede en el momento. Eso significa que Sánchez espera un golpe de suerte o que simplemente piensa ya en nuevas elecciones. A éfectos práticos Sánchez está como estaba en febrero cuanto intentaba aprobar unos presupuestos, depende de la abstención de ERC o de una suma de partidos y de abstenciones que está demasiado pillada en números. Su socio, con el que dice que prepara un Gobierno de Cooperación, sigue pidiendo lo imposible.

Y dos huevos duros que decía Marx, no Karl Marx sino Groucho. Con estas exigencias de Podemos Sánchez no puede gobernar. No puede hacer esas políticas y tener el

Lo lógico es que la investidura arrancara con la abstención o con el apoyo de Ciudadanos. Pero lo que no pueda Sánchez es pretender que Ciudadanos cambie de posición sin hacer nada.