La mujer más endeudada de España: “Hacienda me ha asesinado”

Paloma Alonso cuenta en 'La Noche de COPE' que se siente perseguida por la Agencia Tributaria. 

Audio

Paloma Alonso heredó una fortuna de dos millones de euros. COPE.ES

COPE.ES

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 10:27

Paloma Alonso era una joven de 23 años cuando en diciembre del año 2004 recibió una noticia tan inesperada como triste: su padre había fallecido. Era un empresario marmolero que no tenía una gran fortuna que legarle a su familia, pero sí algunas propiedades: un piso, un chalé, una cuarta parte de un edificio con cuatro viviendas y un terreno para el que acababa de firmar un proyecto para levantar varios bloques. En total, una herencia valorada en unos dos millones de euros. Pero su familia no iba a recibir aquellas propiedades tan fácilmente, por eso la madre de Paloma pagó unos 40.000 euros.

“Al principio, no llevé parte de la gestión. Era una cría, y lo llevó un familiar y una gestoría. Además, había perdido un padre por una negligencia médica y no estaba para eso. Pero es que, encima, no sabía ni cómo tratar una herencia. He aprendido a golpes en la vida. Sin saberlo, firmé mi sentencia de muerte”, contaba Paloma Alonso.

Pero Hacienda reclamaba más. En concreto 600.000 euros, tal y como reflejaba la carta que esta familia recibió en casa en el año 2007. “No tenía cómo pagarlo, solicité un aval que no me dieron, y me multaron por impago. Esto era 2007, y después me pusieron otros 600 mil euros de sanción. Habré pagado cerca de 1’2 millones de euros”, detallaba Paloma.

Como Paloma no tenía recursos económicos para hacer frente a esa cantidad, pasado el tiempo pudo vender unas viviendas con las que abonar 400.000 euros a las arcas públicas, pero la deuda iba cada vez a más. Han pasado catorce años de la muerte de su padre, hoy tiene 38 años, y aquella herencia sigue siendo su pesadilla. “De aquí a unos años deberé 3 millones de euros, esto no para de crecer. Además, me han destrozado la vida, han sido 14 años viviendo con miedo. Hacienda me ha quitado la vida, me ha asesinado. No hay dinero que pague este sufrimiento”, afirmaba afectada Paloma Alonso.

“La única solución es pagar, pero o me toca la lotería, o es imposible. No tengo propiedades, ni trabajo… estoy totalmente desnuda. Además, son valores fuera de mercado los que se me piden por las propiedades. No están ajustados a la realidad. Vivir así no es vivir. Me han llegado a quitar 2 euros de la cuenta”, explicaba Paloma Alonso.

Lo más