Boletín

El globo lanzado por una familia aragonesa que les unió con un pescador marroquí

La familia de la localidad de Torres de Berrellén lanzó unos globos como celebración del nacimiento de su hija y fueron recogidos por un pescador a 1400 km

Audio

 

COPE.ES

Tiempo de lectura: 1'Actualizado 16:18

En estos tiempos de dramas, noticias negativas y desencuentros hemos encontrado una historia que hace sacar una sonrisa. La principal responsable se llama Sofía, sus padres decidieron lanzar unos globos desde Torres de Berrellén, la localidad donde viven, para simbolizar su nacimiento.

Chuma Sahún, padre de la niña, cuenta que con el nacimiento de la pequeña sus familiares les regalaron un manojo de globos. Al llegar a su casa tres días después no sabían qué hacer con ellos y decidieron soltarlos atando un papel celebrando el nacimiento de su hija en español y en inglés con una dirección de correo electrónico y un teléfono. Posteriormente la magia y el destino hizo el resto.

El viento llevó los globos hasta el océano atlántico a 1400 kilómetros. Allí, un pescador marroquí los encontró flotando y al ver el papel lo leyó, con la casualidad que conocía nuestro idioma. Inmediatamente marcó el teléfono y se comunicó con Chuma. Podría haber tirado el mensaje, pero empatizó con la felicidad de los padres de la pequeña y quería compartirla. Desde ese día han estado en contacto y cuatro años después se conocieron en Madrid y pasaron el día juntos. Los cinco (Chuma y su familia y el pescador marroquí y su esposa) decidieron que lo ideal sería celebrar el encuentro tal y como había comenzado la aventura, soltando unos globos biodegradables.

Una historia de cuento que ha juntado a dos familias de orígenes muy diferentes. No sabemos si la casualidad o el destino fueron los que les unieron, pero si sabemos que esta ha sido para ellos una aventura inovildable.

Lo más