Boletín

Pascual (GEO): “No somos héroes, solo policías que trabajamos de forma voluntaria”

Con motivo de los 40 años de los G.E.O. hablamos con el inspector Fernando Pascual, jefe de uno de los grupos.

Audio

El Grupo Especial de Operaciones (G.E.O.) IMAGEN: EFECOPE.ES

COPE.ES

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 10:09

El inspector Fernando Pascual, es jefe de uno de los grupos del Grupo Especial de Operaciones que inició su andadura en 1977 ya que actualmente se ha convertido en uno de los cuerpos de élite de la policía más prestigiosos del mundo.

‘La necesidad de crear un grupo de estas características fue en respuesta al aumento de actos de violencia terrorista que ocurrieron en los 70’ cuenta el inspector Pascual.

Entrar a formar parte de este cuerpo de élite es el sueño de cualquier policía, pero no todos lo logran. ‘Solo un 2 o un 3 por ciento de los agentes que comienzan el proceso de selección logra pasar las pruebas físicas y el curso de siete u ocho meses para convertirse en un GEO’ dice Fernando Pascual.   

La primera operación en la que participo el Grupo Especial de Operaciones fue en el famoso atraco al Banco Central de Barcelona el 23 de mayo de 1981 donde los GEO lograron salvar a más de 300 rehenes y solo tuvieron que acabar con la vida de uno de los asaltantes. ‘Fue un rotundo éxito’ dice el inspector.

Hay dos secuestros que elevaron la fama de los GEO, el del padre de Julio Iglesias y el de Melodie Nakachian. ‘Hay que actuar con rapidez para actuar en una liberación para no dar tiempo a que el secuestrador actúe y poder salvar la vida a la víctima’ cuenta Fernando Pascual.

Luego intervinieron en la desarticulación de comandos de ETA como el comando "Madrid" y "Barcelona" y así hasta más de veinte, sin contar grupos de información o equipos de colaboradores de la banda terrorista.  

En más de 40 años de vida, cinco compañeros el Grupo Especial de Operaciones ha fallecido en acto de servicio. Uno de ellos fue el subinspector Francisco Javier Torronteras que cayó en 2004 en el asalto a la casa de Leganés donde se escondía la célula del 11-M. Todos ellos están presentes en la sede central de los GEO en Guadalajara.