La madre de Yéremi Vargas: “Solo quiero que lo que quede de él, esté en un lugar santo”

En 'La Noche de COPE' con Adolfo Arjona recordamos tres historias de niños desaparecidos: Madeleine McCann, el niño pintor y el pequeño Yéremi

Audio

 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 14:10

Doce años después, vuelve a ser noticia una desaparición que durante meses acaparó la atención de los medios de comunicación de medio mundo: el caso de la niña británica Madeleine McCann, a la que se le perdió la pista en Portugal en mayo de 2007. Hoy, doce años después, hay pistas que conducen a un ciudadano alemán como sospechoso de la desaparición. A raíz de este caso, en 'La Noche de COPE' con Adolfo Arjona hemos recordado las desapariciones de otros niños, casos que conmovieron a la opinión pública.

Uno de ellos, el del conocido como niño pintor de Málaga, David Guerrero Guevara, desaparecido el 6 de abril de 1987. Este caso cobró tal magnitud nacional e incluso internacional, que la Policía recibía mensajes y falsas pistas a diario. Tres décadas después, un juez lo dio por fallecido como un simple trámite burocrático que permitía a sus hermanos heredar tras la muerte del padre. Pero realmente David sigue vivo para su familia. En una entrevista con Adolfo Arjona, la madre del niño pintor, Antonia Guevara, lamentaba que su marido falleció hace tres años y “se fue con la pena de no saber nada de su hijo”.

Ella contaba que quiere creer que su hijo está muy lejos “y él ya ha crecido por ahí”, aunque le cuesta creer que los años hayan pasado, hoy sea un hombre y que nunca se haya puesto en contacto con la familia. “Siento que mi hijo está vivo porque, si no, habrían encontrado algo”, sentencia esta madre. Han pasado más de 32 años y la desaparición del niño pintor sigue siendo un misterio.

También recordábamos el caso de Yéremi Vargas, desaparecido en Vecindario (Gran Canaria) el 10 de marzo de 2007. Entonces el pequeño tenía siete años y su madre, Ithaisa Suárez, en una entrevista en 'La Noche de COPE' con Adolfo Arjona, se mostraba convencida sobre la implicación en el caso de Antonio Ojeda, apodado El Rubio, que ya fue condenado a cinco años de prisión por agresión sexual a un niño de nueve años. Ithaisa no alberga esperanzas de encontrar a su hijo con vida, cree que su hijo fue asesinado y lo que reclama es poder encontrar sus restos para “que lo que quede de él, esté en un lugar santo y poder llevarle flores”.

Lo más