• Jueves, 25 de julio 2024
  • ABC

COPE

LA NOCHE DE ADOLFO ARJONA

Josef Mengele: el médico alemán que experimentó con los judíos en los campos de exterminio nazis

"El ángel de la muerte" arrancaba los ojos de las víctimas o les extirpaba médula espinal sin aplicar anestesia

Audio

MÁLAGA

Tiempo de lectura: 4'Actualizado 05 may 2024

Nadie se salvaba de la brutalidad de 'El ángel de la muerte'. Desde su siniestro laboratorio en el interior del campo de concentración de Auschwitz, el doctor Josef Mengele ponía en práctica los más violentos y dolorosos experimentos con los prisioneros de origen judío.

Intentaba cambiarles el color de los ojos mediante la inyección de sustancias químicas que, casi siempre, los dejaba ciegos… Les amputaba diversas partes del cuerpo para saber cuándo fallecían por la pérdida de sangre… Les arrancaba los ojos, sin usar anestesia, para coleccionar los diferentes cromatismos del iris… Les extirpaba fragmentos de la médula espinal, dejándolos inválidos… O los sometía a cambios de presión extremas en cámaras despresurizadas, provocándoles la muerte por la presión en el interior del cerebro, aunque algunos, antes de morir, caían en tal estado de locura, que se arrancaban ellos mismos los ojos, la piel y el pelo.

Pero Josef Mengele no se detenía ahí. Obsesionado con la pureza de la raza aria, buscaba la mejor manera de esterilizar a los judíos, para evitar la propagación de aquella raza podrida según el concepto nazi. Para ello, les inyectaba a las prisioneras diferentes sustancias químicas en los ovarios que, en muchos casos, acababan con sus vidas, mientras que a los hombres los exponía a fuertes ráfagas de Rayos X que les causaba grandes quemaduras.

Tras la caída del Tercer Reich, Josef Mengele logró huir a Latinoamérica, donde se mantuvo al margen de los juicios de Núremberg, falleciendo a los 68 años en circunstancias que no han quedado del todo claras. Era el fin del doctor Mengele... y el principio de su leyenda.

El apodo del protagonista del expediente de esta noche no deja lugar a dudas sobre las atrocidades que cometió: 'El ángel de la muerte'. Por situar al personaje, Josef Mengele nació a principios del siglo XX en Alemania, el seno de una familia adinerada... y cercana a los ideales nazis. Se doctoró en Antropología y en Medicina, formó parte de las Juventudes Hitlerianas, más tarde se afilió al Partido Nazi y acabó formando parte de las SS. Esa fue su puerta de entrada al campo de concentración de Auschwitz, donde fue destinado como médico.

ctv-lml-98

Selección

En La Noche de Adolfo Arjona hemos invitado a Juanjo Ortíz, divulgador y creador del blog sobre la Segunda Guerra Mundial, "El cajón de Grisom" y autor de libros como "Episodios ocultos de la Segunda Guerra Mundial" de la editorial Pinolia.

Mengele no era un médico con experiencia práctica, porque no se dedicó al tratamiento de pacientes, sino a realizar investigaciones genéticas y antropológicas. "Era un tipo muy inteligente y llegó a tener muy buena consideración entre otros médicos nazis".

En Auschwitz podría haber sido de utilidad si se hubiera dedicado a tratar a los presos que enfermaban o resultaban heridos... pero esa no fue su labor. Entró allí sustituyendo a otro médico y no como jefe, el oficial médico jefe era otro hombre.

Mengele seleccionaba personalmente a sus 'pacientes', por llamarlos de alguna manera, más bien deberíamos decir víctimas. Lo que solía hacer era esperar junto al andén los trenes que llegaban a Auschtwitz cargados de preisioneros. "Al resto de los médicos nos les gustaba esa selección para coger a los aptos y no aptos".

Entre todos ellos, iba eligiendo a quienes iban a realizar los trabajos forzados, a quienes iban a formar parte de sus experimentos y a quienes directamente iban a ser enviados a la cámara de gas. Por cierto, aquella criba la solía hacer él solo, con el consentimiento de otros médicos que delegaban en él para quitarse de encima aquel trabajo. "Se paseaba con mucha tranquilidad, canturreando o silbando con un bastón e iba indicando quién iba a las cámaras de gas, o quién iba a trabajos forzados o a pasar a ser parte de sus experimentos".

  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Sin la más mínima compasión, Josef Mengele decidía sobre la marcha quién vivía, quién moría y quién formaba parte de sus experimentos. Algunos supervivientes de Auschtwitz nunca olvidaron aquel momento en el que conocieron como 'El ángel de la muerte'.

Sobre aquel macabro proceso de selección, algunos supervivientes llegaron a destacar un detalle escalofriante: la música que sonaba mientras Mengele, que era un hombre con una gran cultura musical, decidía sobre el destino de las personas. Mientras realizaba la selección, en muchas ocasiones hacía sonar de fondo un alegre vals. Cuando la selección había terminado, estando los prisioneros que iban a vivir a un lado, y al otro lado los que iban a moror..., en ese momento hacía sonar una oscura pieza de Bach.

Experimentos

Vamos a ir entrando en el detalle de algunos de los experimentos que Josef Mengele realizó usando a prisioneros del campo de concentración de Auschtwitz...

Aunque las relaciones íntimas entre soldados y prisioneras estaban prohibidas, no fueron pocas las mujeres judías que fueron forzadas y quedaron embarazadas. "Buscaba mujeres que tuvieran antecedentes de gemelos, si no daban a luz gemelos, los dejaban sin alimentar para ver cuabdo durabna con vida, a la madre la dejaban sin tratar para ver si se desangraba después del parto".

En el caso de los gemelos, los llevaba a unos barracones especiales para practicar con ellos. Por ejemplo, les amputaba alguna parte del cuerpo para comprobar cuál de los dos moría antes desangrado.

Intentaba cambiar el color de los ojos y del pelo... "la intención era conseguir esa imagen propia de la raza aria".

Para eso inyectaba productos químicos que causaban un tremendo dolor. Y hablando de ojos, se cuenta que otro de los experimentos era arrancar los ojos a prisioneros totalmente conscientes y sin anestesia... ojos que colgaba en una especie de muestrario de los diferentes colores que existían.

Josef Mengele experimentó con el cerebro y la médula espinal, usando como conejillos de indias a los prisioneros del campo de concentración. "Les sacaba médula ósea sin anestesia, una operación muy dolorosa que llegaba aproducir parálisis o la muerte y todo para investigar la capacidad de resistencia del cuerpo humano".

En alguna ocasión, Mengele experimentó con algún prisionero que sufría enanismo y esperimentó para esterilizar a las judías. "Les inyectaba distintos productos directamente en la matriz, lo que producía unos tremendo dolores y muchas morían".

A los hombres les extirpaba los testículos. También se propuso hacer esterilizaciones masivas usando máquinas que emitieran rayos X a la población.

Mengele tenía el beneplácito del régimen nazi para todo aquello que hacía en Auschwitz.

El fin

Nunca fue capturado ni juzgado. Huyó a Sudamérica y allí fue su único hijo a visitarlo en una ocasión, el hijo renegaba de su padre y de lo que había hecho.

Josef Mengele murió en Brasil en 1979. No sería hasta seis años después, en 1985, cuando se divulgó la noticia del fallecimiento. Ocurrió después de que el matrimonio que lo había protegido en sus últimos años desvelara el lugar donde estaba enterrado. Entonces comenzó el proceso para identificar los restos. Un proceso en el que, a pesar del rechazo inicial, colaboró aportando ADN su único hijo, Rolf Mengele, que siempre renegó de su padre. Los restos de 'El ángel de la muerte' nunca volvieron a Alemania, así lo quiso su familia... permanecen en Sao Paulo.


Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo 2