COPE

Herraiz: "A partir de mañana, la realidad acabará con el encantamiento de Sánchez en la cumbre de la OTAN"

El presentador de 'La Mañana de Fin de Semana' analiza la propuesta del PP de suprimir el impuesto de hidrocarburos y la resaca de la cumbre de la OTAN

Antonio Herraiz

Antonio Herraiz

La Mañana de Fin de Semana

Tiempo de lectura: 6'Actualizado 09:39

Audio

Estás en La Mañana del fin de semana de COPE, en el sitio adecuado en este domingo de muchos movimientos en nuestras carreteras. Los que vuelven de fin de semana, los que trabajaron ayer y salen hoy de vacaciones… Y en el debate sobre el precio disparado de los combustibles se ha colado la supresión -al menos de forma temporal- del impuesto de hidrocarburos. Es una propuesta que ha hecho el PP este fin de semana y es una vieja reivindicación que vienen repitiendo los transportistas, una demanda que llevaban en su hoja de reclamaciones durante la huelga de marzo, pero que de momento el Gobierno no la tiene ni siquiera encima de la mesa.

¿Qué supone este impuesto especial de hidrocarburos? Una cantidad fija que se aplica tanto al diésel como a la gasolina. En el caso del gasóleo son 38 céntimos, en el de la gasolina, casi 50, en concreto 47 céntimos. Lógicamente, no es el único impuesto, porque está el IVA del 21%, está el impuesto sobre ventas minoristas del Estado… En fin. De lo que tú pagas por llenar el depósito, el 50% se va a impuestos.

Decimos que el Gobierno no se plantea la supresión del impuesto especial de hidrocarburos porque dejaría de ingresar en torno a 3.500 millones de euros.

Las Comunidades Autónomas también verían mermados sus ingresos y, en una parte muy pequeña las corporaciones locales. El Estado dejaría de ingresar entre 3.500-3.800 millones de euros, pero lo podría compensar con todo lo que ha recaudado de más por el alza de los precios vía el IVA. La estimación es muy similar por lo que saldría comido por servido.

Pero, no, de momento todo lo fía a la bonificación de los 20 céntimos que hace ya muchas semanas se tragaron las reiteradas subidas. En las últimas horas hemos pasado por varias gasolineras y encontramos situaciones de todo tipo. Desde Pablo, malagueño de 29 años que está pensando en vender su coche y comenzar a circular en moto porque es más barato.

Un robo, es la palabra que más escuchamos en las gasolineras. Situaciones como las de Pablo y también como las de Martín. Viendo el volumen de movimiento durante este fin de semana, esos cuatro millones y medio de desplazamientos previstos refleja muy bien la situación general. Martín tiene cerrado un viaje, sabe que le va a costar casi el doble llenar el depósito aun con el descuento. Pero lo asume y mantiene su destino. Esta es otra de las constantes también, la resignación. Una resignación generalizada que sería muy distinta de haber otro gobierno en Moncloa, de eso tenemos pocas dudas.

Habrá que ver la evolución de esta semana, pero todo indica que van a seguir en registros muy altos, después de una levísima caída en los últimos dos días de apenas un par de céntimos. Lo que hay que estar también muy pendientes es de la evolución del coronavirus. Las vacaciones han comenzado con un repunte de casos.


Repunte de contagios por Covid

Es lo normal en todos los tipos de virus. Que haya picos. Ahora mismo la incidencia entre mayores de 60 años, que es la única que registran Sanidad y las Comunidades Autónomas roza los 1000 casos. Pero no hace falta acudir a las estadísticas que en este caso don demasiado incompletas. Todos, absolutamente todos, hemos visto cómo se multiplican los casos a nuestro alrededor con un patrón común: los síntomas son más leves. Primero por las vacunas. Y luego porque esas variantes BA4 y BA5 presenta cuadros mucho menos letales.

Y ahora mismo hay dos debates. Si el Gobierno se va a limitar a recomendar el uso de mascarillas en recintos cerrados o en lugares muy concurridos. O recuperará algún tipo de obligatoriedad. Y si es el momento de empezar a aplicar la cuarta dosis a los colectivos más vulnerables.


  • Left6:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado


La resaca de la cumbre de la OTAN

Hemos llegado a domingo, es 3 de julio, en una semana en la que Pedro Sánchez ha intentado exprimir al máximo su papel en la cumbre de la OTAN. Lo sigue haciendo hoy en su periódico de cabecera. Y lo que te rondaré. Nadie pone en duda el éxito de la organización de esta cita. Del gran escaparate que ha servido para un país como España, no dado a muchas alegrías, pero es un encantamiento que, aunque en Moncloa se van a esforzar en rentabilizar durante días, se va a acabar en horas.

No corren buenos tiempos para el PSOE ni tampoco para Pedro Sánchez. Se vio hace justo 15 días, hace justo dos domingos en las elecciones en Andalucía. No fue la derrota del candidato Juan Espadas, que también. Fue la derrota de unas siglas que sufren el desgaste de pactos complejos y de una realidad económica que siguen minimizando en público desde el Gobierno.

A partir de mañana, comienza una semana que no se va a parecer en nada a la que hoy termina. Ese papel de gran líder internacional que Sánchez se auto asigna, tiene que conjugarlo primero con las grietas abiertas en su Gobierno, después con su debilidad parlamentaria y, lo que es más importante, también con el malestar de la calle, que no ve final al alza de los precios y que está asfixiando a miles de familias, autónomos y empresas.

No están para sacar pecho, pero en Podemos van a tratar de aprovechar esta recta final de la legislatura para distanciarse todo lo que puedan de sus socios del PSOE. Creen que es lo único que puede salvarles de un desastre electoral con preludio en Andalucía. El primer envite será las autonómicas y municipales de mayo y luego, también en 2023, cuando Sánchez convoque las generales, que si no hay sorpresas será a final de año.

¿Qué van a hacer en Podemos para distanciarse del PSOE? Primero aprovechar el papel del Gobierno en la cumbre de la OTAN. Aquí creen haber visto un filón para reagrupar a los suyos. Ya sabes que el compromiso de Pedro Sánchez es que el presupuesto de Defensa llegue en 2029 al 2% del Producto Interior Bruto. Este mismo año, plantea un suplemento para este ministerio de 1.000 millones de euros. Estamos en un momento de guerra, nuestras fuerzas armadas han reforzado el dispositivo de la OTAN, han aumentado los costes, pero eso no se ha reflejado hasta el momento en un aumento de crédito.

Pues ahí está el compromiso de Sánchez con el resto de socios de la OTAN, pero en su propio Gobierno ponen trabas. El último en hacerlo es el ministro de Consumo Alberto Garzón. Cuando ve que nadie le hace caso, pues recurre a lo que sea. En este caso habla de seguridad y acusa al PSOE de estar haciendo el juego la derecha.

División interna en entre PSOE y Podemos, y dentro de la propioa formación de Unidas Podemos.Estamos a las puertas de una semana en la que Yolanda Díaz, la vicepresidenta, va a presentar oficialmente su proyecto político que han llamado SUMAR. Hay varios elementos que ya de por sí son una declaración de intenciones. El logotipo, es lo de menos, era previsible: dos líneas rectas cruzadas que recuerdan el símbolo de la suma. Luego está el lugar elegido para la presentación: Matadero de Madrid, que hoy es un espacio cultural y un centro contemporáneo, pero que durante décadas fue el matadero municipal de Arganzuela. Ya veremos si esto no es una metáfora del final del proyecto de Yolanda Díaz.

Al margen de lo secundario, en el lado más político hay dos elementos cruciales. El primero es que, de momento, no hay rastro de Podemos en este Sumar de la vicepresidenta. Ni Ione Belarra, ni Irene Montero, que se ha paseado por EEUU a costa de todos, acompañada de su séquito para vender lo bien que lo hacemos en España con el aborto.

Nadie en el partido morado, mucho menos Pablo Iglesias, ha mostrado su apoyo a este intento de quitar el halo de radicalidad que tiene Podemos, aunque la esencia política sea la misma.

Hay un elemento que a nadie se le escapa. Para la próxima semana, en concreto para el miércoles 6 de julio, el tribunal superior de justicia de Valencia había fijado la declaración de Mónica Oltra. Dos días después, en Matadero Madrid, Yolanda Díaz ha convocado a los suyos. Tras la dimisión de Oltra deja de ser aforada, el caso vuelve a la Audiencia de Valencia cuyo juzgado de instrucción número 15 tendrá que retomar el proceso y fijar nueva fecha.

Esto es lo de menos, aunque habría condicionado el acto. Lo importante es que Yolanda Díaz se había apoyado en Mónica Oltra como uno de los rostros más visibles de su proyecto SUMAR. Imputada por encubrir los abusos sexuales de su marido, imputada por tratar de desacreditar a la víctima, una niña de 14 años, Oltra ya no estará cruzándose piropos con la vicepresidenta del Gobierno.

Y ahora queda esperar el papel que va a jugar en SUMAR la alcaldesa de Barcelona. Aquí Yolanda tiene vía libre después de un juez instructor haya archivado la querella contra Ada Colau por las subvenciones a entidades afines.

Y en Bilbao, y sobre todo, para los 45.000 afortunados que han conseguido una entrada para esta noche en San Mamés, les espera Metallica, cabeza de cartel del Bilbao Bizkaia Rock Day. La incertidumbre se ha mantenido hasta el final porque el miércoles suspendieron uno de sus conciertos, en concreto en Suiza, porque uno de los miembros del grupo estaba contagiado de Covid. El viernes ya tocaron en Bélgica y eso ha despejado todas las dudas.

Están de gira, son un clásico del rock, han cumplido 40 años dándolo todo en los escenarios, y los que acudan hoy a San Mamés, entre más de una docena de temas y varios bises podrán escuchar este Nothing Else Matters, probablemente una de las baladas más maravillosas que se ha compuesto jamás.

Radio en directo COPE
  • item no encontrado

En directo

Deportes COPE Mediodía

Con José Luis Corrochano

Reproducir
Directo Deportes COPE Mediodía

Deportes COPE Mediodía

Con José Luis Corrochano

Escuchar