Morella, la inexpugnable ciudad amurallada

En 'La Mañana del Fin de Semana' viajamos hasta este enclave de Castellón para conocer su historia, su cultura, sus fiestas y su gastronomía 

Audio

 

Tiempo de lectura: 2'Actualizado 18:20

Situada en el extremo norte de la Comunidad Valenciana, la localidad de Morella, en Castellón, tiene un encanto singular que le transmite su posición estratégica, que llena el paisaje y las murallas centenarias coronadas por el robusto castillo a más de 1.000 metros de altura. Sus 16 torres y dos kilómetros de muralla configuran una silueta única, coronada por esa imponente fortaleza. Con un papel siempre protagonista en la historia de España, está considerado como uno de los pueblos más bellos de nuestro país. Íberos, romanos, musulmanes, judíos o cristianos: todos vieron en este Lugar con Historia una fortaleza inexpugnable. La imagen de Morella completamente rodeada por su muralla subiendo por la colina hasta llegar al pico que forma su Castillo es probablemente su seña de identidad más reconocida y admirada. De todo ello hemos hablado con Vanessa Royo, técnico de turismo de la Oficina de Turismo de Morella.

El rey Jaime I llegó a decir de Morella que era 'lugar para un Rey'. Además, hay que destacar que forma parte de la Asociación de Los Pueblos más bonitos de España y que está declarada Conjunto Histórico- Artístico. Todo ello sin olvidar que personajes muy importantes de nuestra historia pisaron sus calles, por ejemplo, el califa Abderramán III, el mismísimo Cid Campeador, el rey Jaime I - del que acabamos de hablar- el papa Luna o san Vicente Ferrer.

Morella forma parte de la Ruta del Cid, que es un itinerario turístico que recorre nuestro país siguiendo los pasos literarios e históricos de Don Rodrigo Díaz de Vivar. El Cid estuvo cuatro veces en la comarca, a finales del siglo XI, pero nunca logró entrar en Morella, que estaba por aquel entonces fuertemente protegida por los musulmanes

Pasados los años, la conquista cristiana y la época medieval convirtieron a Morella en ciudad de privilegios. Fue conquistada por los cristianos en el año 1231, pero fue en enero del año siguiente, 1232, cuando el Rey Jaume I entró triunfante en la ciudad.

La muralla de Morella es uno de sus símbolos y el otro es su castillo. Enclavado en lo alto de una montaña se divisa imponente desde lejos y es considerada como una de las fortalezas más importantes del Mediterráneo. Ha sido testigo de múltiples guerras. Otro punto de interés de Morella es la Basílica de Santa María la Mayor, considerada como uno de los templos más bellos del Mediterráneo.

Cabe recordar también que Morella tiene una fiesta declarada de Interés Turístico Nacional, es el Sexenni.

Lo más