Lugares con historia: Pedraza y 'La noche de las velas'

Audio

 

Tiempo de lectura: 3'Actualizado 19:03

A lo largo de la temporada hemos realizado viajes a lugares maravillosos y una vez más hemos encontrado un pequeño pueblo en España que cada verano se llena de una luz mágica. Sus calles, iluminan los pasos de los turistas y en cada rincón hay una voz que se encarga de poner la mejor sintonía. Hoy, viajamos a Pedraza para conocer “La Noche de las Velas”

Es sorprendente que un pueblo tan pequeño como Pedraza, en Segovia, que apenas llega a los 500 habitantes, despierte en verano, tantos sentimientos y en el que todos los habitantes se implican y colaboran para otorgar a esta localidad de su particular magia.

Si viajas a Pedraza encontrarás un pueblo en el que despertar los cinco sentidos. Si vamos de excursión, con la familia o los amigos podremos visitar el pueblo mejor conservado de la Edad Media, declarado también Conjunto Monumental. Por ello, antes de comenzar a hablar de la Noche de la Velas, vamos a hacer un pequeño recorrido.

Podemos empezar por la Cárcel de la Villa… Es un edificio medieval del siglo XIII, en el que conoceremos cómo era una mazmorra y ve-remos cómo vivían los presos en las cárceles en aquella época que eran atados de pies y manos por cepos.

Lo peculiar es que esos cepos se siguen conservando y si vamos podemos verlos. Otro edificio, también, del siglo XIII, es el Castillo. Fue construido sobre restos que servían como defensa de guerra, de origen romano y árabe. En el siglo XV fue reedificado por la familia de los Herrera. Y en el XVI el castillo pasaría a ser de los duques de Frías y Condestables de Castilla, que fue un título creado por el rey Juan I para sustituir al de Alférez mayor del Reino. Estos lo reformaron otorgando el aspecto y estructura que tiene ahora.

Entorno a este castillo se vinculan sucesos históricos como la prisión de los hijos del rey Francisco I de Francia. Además, en 1926 fue comprado por el pintor Ignacio Zuloaga. En la segunda torre se ex-ponen de forma alternativa obras del pintor junto a un “Cristo” del Greco, un retrato de “la condesa de Baena” de Goya y algún bodegón flamenco.

Estos son dos de los monumentos que podemos visitar mientras es-peramos que anochezca y poder disfrutar de la noche de las velas. Esta fiesta lleva celebrándose desde hace 27 años. Pero… ¿Cómo nació esta tradición?. Pedro Martín, es el alcalde de la localidad, El Alcalde Pedro Martín, nos cuenta que “la idea nació de un grupo de personas de allí” y que se ha seguido la tradición “son dos noches”, los dos sábados primeros de julio “caiga como caiga”.

Balcones, ventanas, calles… Cualquier lugar es bueno para prender una vela. “Las velas se reparten de forma gratuita y hay familias que hacen distintos diseños de velas para sus patios y ventanas”. Se empiezan a encender cuando cae el sol y duran encendidas toda la noche. Así que, os podéis imaginar el ambiente que se crea, inundado de silencio mientras paseas por sus calles, que permite disfrutar, aún más de esta cita. Una oportunidad de disfrutar de la calma y alejarse de la contaminación y el estrés.

Tanto es así, que solamente puedes pasar si tienes entrada o alguna reserva en un hotel o restaurante, para el famoso concierto de las velas. Entradas, que por cierto, están agotadas. El alcalde de Pedraza, Pedro Martín nos dice que “suelen visitar el pueblo 9 mil personas más o menos”.

Se podría decir que desde el 6 de julio al 13 de julio, cuelgan el cartel de completo. Y por mucho que queramos pasar es imposible. ¿Pero por qué ese nivel de seguridad?. La respuesta es clara, debido a la gran masificación de la fiesta, “hace tres año se reforzó la seguridad y el control de acceso para evitar aglomeraciones que llegaban a su-perar las 14 mil personas y había riego físico para las personas”.

Siguiendo con el ritual del encendido de las velas, es a partir de las 7 de la tarde, cuando comienza y sobre las 10 de la noche, al esconderse el sol, comienza definitivamente el espectáculo. El alcalde relata que el concierto de las velas se celebra a los pies del castillo en los últimos años, pudiendo disfrutarse de la música ofrecida por la orquesta sinfónica de Castilla y León o los italianos Isolis Venalis.

Tres horas la música, en directo, que forman parte de esta noche mágica. El concierto no es gratuito, pero hay que recordar que los beneficios obtenidos van destinados al pueblo para mejorar las infra-estructuras.

En Pedraza hay mucho que ver y disfrutar, entre ello su gastronomía. Un bocado de sabor con el que recargar fuerzas y disfrutar. Lo que no puede faltar son los entrantes de morcilla y la ensalada de ventresca. Después un buen cochinillo o cordero, una gastronomía espectacular y muy variada.

Un pueblo que no solo brilla por su espectáculo de velas, sino que tiene brillo propio.

Lo más